martes, 21 de septiembre de 2010

Skins, pieles resquebrajadas

Lo que voy a contar ahora es mi pan de cada día en el tema de las series, y es que cada dos series, una la dejo a los pocos capítulos de empezarla para luego retomarla y acabar enganchado. Ya sea por tiempo o por impaciente, pero ya me ha pasado con varias series como 'United States of Tara', 'Nurse Jackie' (aunque esta la he dejado a mitad de la segunda temporada), y Skins. Y es de esta última de la que voy a dedicar mi nueva entrada. Skins es de esas series que te deja bastante 'tocado', y es que es un dramón continuo, aunque muchas de sus tramas sean tratadas con ese humor tan característico. He de decir que sólo he visto las tres primeras temporadas debido a que empecé a verla en español y la cuarta sólo está en VOSE. Vi la primera temporada un poco,... por 'ver algo', pero es que al final de la primera tanda de capitulos ya acabé enganchado, y es que ese gran 1x06 en el que los chicos se fueron de excursión a Rusia fue memorable. Una de las cosas más reseñables o quizás 'anecdóticas' de la serie es que cada vez que los chicos salen de su 'rutina' y deciden ir a la playa (2x04), campo (3x08) o un pueblo alejado de la mano de dios (3x10) acaban siendo grandes capítulos y también un giro a las vidas de sus protagonistas. Empecé la segunda temporada con ganas de saber cómo se iban a cerrar las tramas, que por cierto me gustó bastante ese final abierto e incierto en el que Casey y Sid acababan en Nueva York sin saber donde se encontraba cada uno, a una Mitchell y Tony esperanzados con su relación después de una profunda y nostálgica conversación, a un Maxxie ilusionado con su nueva pareja acompañado por su mejor amigo Anwar que consigue desprenderse de Sketch y a Jal desconsolada después de abortar al morir Chris. Uno de los mejores capítulos de la serie corresponden a la segunda temporada, el 2x02. Al leer el título, me imaginé de todo menos que iba a ser la presentación de Sketch,uno de los personajes (secundarios, por desgracia) más llamativos de toda la serie, al lado de la maquiavélica Katie, de la extravagante Naomi, de la insegura Mitchell, del cariñoso Maxxie, de la dulce Jal, de las alocadas Casie y Pandora. Pero quiero hablar de la 'mala' por excelencia de la serie. Su vida, basada en la obsesión por Maxxie y sus mentiras hacia su madre, contándole una vida idealizada que no tiene nada que ver con lo penosa y desastrosa de su vida es el principio de un personaje poco aprovechado con un gran potencial. Se pasó toda la temporada manipulado a Anwar haciendo que este se alejase de sus amigos, sobre todo de Maxxie. Pocas 'alegrías' más dio este personaje que espero que aparezca en la película sobre Skins que se emitirá el próximo año.
De la tercera temporada, prefiero 'suprimir' los primeros tres capítulos, y es que no veía la esencia de Skins por ninguna parte, sólo veía personajes sin tramas, y un atisbo de un trío que no me gustaba para nada (Effy-Freddy-Cook) Pero a partir del 3x04 la cosa mejoró notablemente y es que esa 'super fiesta de niña pequeña de Pandora' cambió todo. Esos últimos minutos, Pandora contándole a Effy lo que había sucedido al final de la noche, trastocaba su amistad y los cimientos de la segunda generación.

Y qué decir de Naomi y Emily, una de las parejas más dulces de la tercera temporada y de la serie también, no quitándole mérito a la relación de Casey y Sid. Ambas se atraen, lo saben y pronto se desata la pasión. Pero demasiados vaivenes por culpa de la indecisión de Emily, y es que entre su hermana y su madre, la pobre no gana para disgustos. La homofobia es genética en su familia. Y en el 3x09 ya parece haber un final feliz para las 'lesbis', a ver como se presenta la cuarta temporada.

lunes, 20 de septiembre de 2010

Eva & Compañía (1)

Con motivo de haber hablado de uno de los personajes de La Pecera de Eva en el anterior 'post' decidí hacer otro hablando sobre los personajes y sus tramas correspondientes que más me hayan gustando hasta el momento. Algunas ya se cerraron, con mayor o menor 'acierto' y otras, apenas han empezado. Me gustaría empezar por uno de los mejores personajes de la segunda temporada.

Ari, hija de madre latino americana y padre español, en un primer momento debe enfrentarse a la situación de que ella misma se cose 'la marca' en su ropa para poder integrarse con sus amigas. Además tiene que hacer frente a las burlas y desprecios de sus propias amigas por ser la hija de la señora de la limpieza del instituto, de la que reniega en principio. El momento clave para acabar enganchado a esta trama, empezó cuando esta entró en un gimnasio frecuentado por latinos para practicar boxeo, en el que conocería a Tamara que la iniciaría en el mundo de los 'Latin King'. A partir de ahí, debería sufrir 'la violación' de uno de los integrantes del grupo, el descubrimiento por parte de Tamara que ésta, estaba yendo a 'la pecera' y la psicóloga le estaba 'presionando' para que abandonara la banda y por último, su marcha definitiva suponiendo una brutal paliza. En es momento pensé que el personaje no daría de más, pero al cabo de unos capítulos, regresó ilusionada porque había comenzado una relación con un chico, aunque con un serio problema, no podía mantener relaciones sexuales con él, debido al trauma de su violación. Además se descubre que sigue quedando con Tamara. Tras varios capítulos, Ari decide dejarlo con su novio y la 'Latin Queen' abandonar su banda, sufriendo también una paliza. Poco a poco ambas se dan cuenta de que no sólo sienten amistad, sino 'algo' más. La trama acabó con un beso entre las dos, aunque he leído que esta volverá a 'la pecera' debido a que sus compañeros de clase no aceptan su lesbianismo. La Pecera de Eva no abusa mucho de las historias de amor para sus tramas, pero esta me ha parecido muy bien tratada y además muy  dulce. Otra de las historias de amor de 'la pecera' es la de la protagonista y el director del instituto pero esta la dejo para otro especial de 'Eva & Compañia'.

domingo, 19 de septiembre de 2010

La Pecera de Eva, cuando la sencillez se hace perfecta

Cuando leí hace un año que Telecinco preparaba una serie juvenil con Alexandra Jimenez,  me temí lo peor, después de ese engendro llamado 'Un Golpe de Suerte'. Pero a medida que salía información sobre ese nuevo proyecto, me atraía más. Nunca me gustó Alexandra en su papel de Los Serrano (a parte de que yo era más de 'Aquí No Hay Quién Viva), pero en la mediocre 'La Familia Mata' empezó a despuntar. Y no creo que haya mejor actriz para interpretar el papel de la psicóloga. Uno de los aspectos que más me gustan de 'la pecera' es el realismo con el que dotan cada situación, cada conversación entre los personajes, esos silencios incómodos. Otro de los aspectos que más me gustan, aparte también de la forma de presentar la historia utilizando flashbacks, son las familias de los personajes, jugando un papel muy importante en el avance de sus tramas. Una de las sensaciones que me producen al terminar un capitulo de esta serie tan 'indie', es la capacidad de que haga pensar, reflexionar y hasta muchas veces empatizar. Su banda sonora me parece genial, utilizando las canciones de 'La Musicalité', 'His Haircut', 'Ramses' y un largo etcétera. Y bueno, ahora toca hablar de lo más importante de la serie, los personajes. Al tener un elenco tan numeroso es normal que unos te gustan más y otros menos, pero es que quitando dos o tres personajes 'episódicos', la mayoría de las tramas están muy bien hiladas, todos los comportamientos de los personajes tienen una razón. Y acabas enamorándote hasta de algún personaje (entre esto y lo de 'The Vampires Diaries' no me reconozco) como Olivia. Uno de los personajes que mas ha evolucionado de la serie, viendo cómo se enfrenta a su novio que la tiene totalmente anulada, a la situación en la que se encuentra con su madre, a la ilusión de conocer a una nueva persona (que también es otro paciente de 'Eva'), y a un embarazo no deseado. Todos estos acontecimientos hacen cambiar a un personaje tan dulce, que llegados a la tercera temporada, uno está deseando que aparezca por unos minutos (y así sucede) En definitiva, 'La Pecera de Eva' llegó al panorama televisivo sin ínfulas de 'diva'. Simplemente, después de mas de dos temporadas y 100 episodios, ha demostrado que aunque con un presupuesto muy bajo, se puede conseguir una gran serie con unos grandes guiones. Ya quisieran los guionistas de 'Fisica o Química' tener unos personajes tan llenos de matices y unas tramas que salen del típico 'ahora te quiero, ahora no te quiero, ahora me enrollo con todos los personajes y acabo la serie con el primero que estuve'. Ahora estoy encantado con su tercera temporada, con una clase de diversificación muy entretenida y unos personajes que dan mucho juego a la alocada Eva. Lo único malo de esta nueva tanda de capítulos es el alargamiento de la trama de uno de los personajes que sigue desde la primera temporada (Nacho, el tartamudo), creo que no hay nada más que contar, y la marcha del psicólogo Pep que tenía una tensión sexual no resuelta con Eva. Pero también supone la llegada de un nuevo psicólogo que en menos de cuatro capítulos, ya quiero saber más sobre él. Creo que me estoy enrollando bastante, así que dedicaré una nueva entrada a hablar sobre los personajes y tramas que más me han gustado y me están gustando de 'la pecera'.


viernes, 17 de septiembre de 2010

The Vampires Diaries, ¿placer culpable?

Aún no he hablado de True Blood, pero es que 'TVD' se está ganando por méritos propios ser mi serie de vampiros 'predilecta'. Con tan sólo diez capítulos vistos, me han dado un '¡ZAS, en toda la boca'! mis prejuicios sobre la serie. Si soy sincero, el piloto no lo pude acabar. Demasiado empalagoso para mi gusto, y es que nunca he podido con las parejas empalagosas de las series 'teen'.(sobre todo en las españolas). Pero es que 'TVD' me ha ganado en todo, en trama, en personajes y hasta en soltar un leve 'aiii' cuando veo a Elena y Stefan hablando, discutiendo o besándose (no me reconozco...). Había leído criticas en las que decían que a partir del capítulo 5 la serie daba un pequeño salto de calidad y lograba engancharte, pero es que ya en el final del segundo capítulo, estaba enganchadísimo. Una de las cosas que se le puede achacar es lo previsible que puede llegar a ser, pero más o menos se solventa con su ritmo trepidante(la de cosas que pueden pasar en un sólo capítulo) y unos cuantos 'WTF'. La mayoría de los personajes me resultan interesantes, e incluso la trama de Bonnie, que en un principio me parecía de lo más prescindible. El personaje de Damon gana por goleada, pero sólo por sus magnificas frases que dispara a cualquiera que le 'toque un poco las narices', pero yo me quedo con Caroline, la 'barbie estereotipada' sin sentimientos que poco a poco se le está cogiendo cariño en su relación con Matt. Después de esta corta opinión de un principiante bloguero, respondo al título: .. va a ser que sí.


miércoles, 8 de septiembre de 2010

Rubicon, lenta pero trepidante (1º parte)

'Rubicon' es mi segunda serie que veo a ritmo estadounidense. La primera fue 'Perdidos', aunque sólo en la recta final de su sexta temporada. Motivado por la genialidad de Breaking Bad, empecé a ver la serie.

Will Traves (James Badge Dale)
Katherine Rhumor (Miranda Richardson)
El capítulo piloto presenta unos personajes muy interesantes que ayudan a que aunque la trama en algun capítulo se atasque, empujen el guión. Todos tienen algo que ofrecer , y ya lo han hecho en los siete capítulos emitidos hasta ahora. Empecemos con el protagonista, que a mi pesar no es el más interesante: Will Traves,viudo de mujer e hija, trabaja en un 'Think Tank', como analista, buscando patrones. La trama comienza cuando Will empieza a descubrir pequeñas pistas que podrían estar relacionadas con alguna conspiración(adoro las conspiraciones) y la 'muerte' de su suegro, que también pertenece a la empresa: David Hadas, meticuloso e incluso supersticioso, es el motor de la investigación después de su '¿premeditada?' muerte. En estos siete capitulos la trama es lenta pero suficiente como para mantenerte enganchado. Conocemos algunos de los miembros de esta misteriosa conspiracion, pero aún no sabemos sus intenciones. Y ahí está el 'quid de la cuestión'. ¿Cuales son sus intencíones?, ¿Para quien o quienes trabajan los miembros del Think Tank? La otra protagonista indiscutible de la serie es Katherine Rhumor, y la que me resulta mucho más interesante que Will. La primera y brillante escena de la serie corresponde al suicidio de su marido al ver un trébol de cuatro hojas en un periódico. Entonces, la viuda empieza a sospechar de su muerte, acrecentándo esta sospecha con la llegada del testamento. En un principio ambas tramas no están relacionadas, pero sabemos e intuimos perfectamente que llegará un momento en el que lo hagan (1x06).


sábado, 4 de septiembre de 2010

Fringe, un amor buscado.


Septiembre del 2009. Acababa de terminar la quinta temporada de 'Lost' y buscaba más misterio, más adrenalina y esa sensación de que los 40 minutos se te pasan volando. Había leído opiniones mas bien regulares sobre 'Fringe', pero tener el sello de 'J.J Abrahams' me hizo decidir. Me zampé la primera temporada en pocas semanas. El piloto me fascinó, el ritmo no decayó en casi ningún momento y tuvo los suficientes giros de guión para mantenerme expectante. El capítulo 2 me pareció de lo peor, y eso que la presentación 'del caso de la semana' me pareció increíble.A partir de ahí, la calidad de la serie fue creciendo, aunque ya en su cuarto capítulo me enganché por completo. En un principió estaba deseando que todos los capítulos se dedicasen a la trama central del 'ZFT', a la 'traición' de John Scott o al observador. Me aburrían los casos procedimentales que en un principio no tenían nada que ver con la columna vertebral de la serie, pero llegó un momento en el que hasta esos casos procedimentales me encantaban. Adoraba las presentaciones de los casos y el desarrollo de esos personajes poco a poco, con tantos matices. Me acabé de enganchar cuando la involucración de los personajes en la trama llegó a ser personal debido al descubrimiento del pasado de Olivia (y sus 'poderes')y en cierta medida del de Peter (y su muerte).

La 'season finale' fue increíble, conocía 'a medias' su desenlace, ya que me había comido unos cuantos 'spoilers', pero incluso a sabiendas de eso, me fascinó. En resumen; durante toda la primera temporada de 'Fringe' se habían estado colocando todas las figuras en el tablero de ajedrez. Su último capítulo fue el primer movimiento del peón.

La segunda temporada: LA PARTIDA