Comencé en ésto de blogger con 16 años pero no le di vidilla al blog hasta los 18 tras empezar la universidad. En un principio sólo hubo cabida para series pero luego expandí la temática a todo aquello que tuviera un mínimo de guión/ficción; ¡hasta la propia vida, señoras! Decía Susan Sontag: "En las buenas películas, existe siempre una espontaneidad que nos libera por entero de la ansiedad por interpretar". Bienvenidas. Contacto: oscarrusvicente@gmail.com

lunes, 31 de enero de 2011

Sentimientos encontrados

Tras casi dos semanas he terminado la primera temporada de 'Sons of Anarchy' y son demasiadas sensaciones acumuladas tras estos trece episodios como para ponerme de golpe con la siguiente. El piloto me dejó demasiado frío y únicamente me interesó el personaje de Gemma Teller y sus ya incipientes enfrentamientos con Tara en el hospital. La extraña tónica general que se ha dado a lo largo de la temporada quizás ha sido la de inestabilidad pero esta vez creo que más por mi parte que por la trama de la serie en sí.
A partir de aquí detalles de la trama de la primera temporada de SoA

Ni la familia Adams da tanto miedo

Una de las tramas que más me ha atraido ha sido la de los conflictos, pero no precisamente los de la banda de San Crow con Los Nueves o Los Mayas a pesar de que hayan dado escenas de acción realmente disfrutables y bien realizadas, me refiero a los enfrentamientos entre los personajes y sus particulares batallas interiores. Cada vez que sale Katey Sagal se come la pantalla pero si lo hace junto a Ron Perlman la cosa sube como la espuma y es que he disfrutado como un enano con el matrimonio Teller, sus discusiones violentas, muy violentas y sus apasionadas reconciliaciones. Si tuviese que elegir solo una de sus tantas geniales escenas haría trampa y serían todas las que se dan lugar durante el sexto episodio recalcando el momento en el que la matriarca de los Teller propina un ostiazo patinazo a la chica con la que se acostó Clay en Nevada y la discusión tan antológica entre el matrimonio en plena comisaria. Otra de las tramas que más me ha aparecido interesante e incluso divertida debido a la ''bitch'' June Stahl (¡adoro sus frases y su cara endemoniada al final del capítulo 1x12!) como agente federal, ha sido la de la lucha constante entre la banda de moteros y la ATF. Pero sobre todo me quedo con la tierna e imposible historia de amor entre Jax y Tara proporcionando las escenas más bonitas pero también más crudas de la serie (hay que tener bastante sangre fría para hacérselo al lado de un cadáver) y ya no sólo entre ellos como por ejemplo la escena final del 1x13 en el que ella se levanta para colocarle el chaleco al joven en el entierro de Donna, sino las consecuencias de su amor como la relación tan ambigua entre Gemma y ella que nunca sabes por donde va a salir. Por último destacar toda la gama de secundarios que también han proporcionado escenas más bien humorísticas que otra cosa como las siempre innecesarias experiencias de Tig o dramáticas como la indecisión de Opie al pertenecer definitivamente a la banda y la situación crítica con su familia con ese final tan dramático pero necesario para un cambio de roles de algunos personajes para la segunda temporada.

 En resumen, 'Sons of Anarchy' no es para mi y creo que se nota al escribir esta raquítica entrada por lo que no sé a ciencia cierta si continuaré con la segunda temporada. Me ha hecho pasármelo tan bien en algunos capítulos pero aburrirme tanto en otros que me parece que colgaré el chaleco por un par de semanas.

sábado, 29 de enero de 2011

La ternura de Frankie♥

Skins volvió ayer tras un largo letargo con su quinta temporada y sinceramente no me acordaba de su regreso a pesar de las tremendas ganas que tenía de testar la nueva generación, será que últimamente estoy a por uvas y difícilmente consigo concentrarme. Mi relación con Skins no es que haya sido ideal desde el principio, comencé a verla hace más de un año y realmente no encontré aquel producto tan maravilloso que muchos alababan, a los tres capítulos la dejé. Asumo que soy demasiado impaciente con las series y con cualquier cosa, pero casi siempre les doy una segunda e incluso una tercera oportunidad, y una de las series que conforma esa gran lista de series abandonadas y posteriormente enganchado a ellas es Skins, a la que un par de meses después le di el beneficio de la duda y me sorprendió, vaya que si me sorprendió (añadir a tópicos seriéfilos) Y después de este innecesaria introducción vayamos con la protagonista de día, Frankie.

¿Hace falta decir que soltaré spoilers del 5x01?


Uno de los personajes que más ha dado de hablar estas últimas semanas a causa del incesante goteo de detalles de la nueva generación de Skins ha sido el de Frankie debido a la presentación tan ambigua (tanto física como psíquica) del personaje dando lugar a especulaciones como por ejemplo su sexualidad, y éste ha sido el encargado de dar pistoletazo de salida a los nuevos marrones y dramones a las nuevas tramas y a un servidor no le ha decepcionado para nada. Los personajes son distintos, las tramas ligeramente distintas (de momento) pero la esencia sigue ahí intacta: esas situaciones absurdas dentro de una cruda realidad que hace tan característica a Skins me encantan, esa bso que hace adentrarte aún más en el infierno personal del personaje, Frankie en esta ocasión, la cual hija adoptada desde hace dos años de un matrimonio gay (¡me han encantado!) y fugitiva (casi literalmente creo yo) de un pasado tormentoso y cruel del que poco podrá hacer para desentenderse, busca una nueva oportunidad para ser una adolescente más que de nuevo irremediablemente no podrá conseguir. Ella es distinta, especial, con un cierto toque de misterio pero también de ternura. Podría enumerar numerosas escenas que me han parecido maravillosas del capítulo, pero me quedo con el final del mismo con Frankie desvistiéndose poco a poco, decidida a lanzarse a la piscina como si fuese un abismo del que no conoce su fín (paja mental). Otra de las escenas que más me ha gustado (bajo el tema  'Never Known  Love' del grupo 'Thieves Like Us') ha sido en la que Frankie después del espectáculo bochornoso dado en su casa con sus "nuevas" amigas recibe un mensaje de Grace diciéndole lo increible que es. Qué sería de nosotros sin poder transmitir nuestros verdaderos sentimientos a través de los sms...

Del resto de personajes poca cosa que contar, por lo que no les dedicaré muchas palabras, sólo decir que me han provocado la suficiente curiosidad para conocer sus vidas de mierda, excepto la de la bitch por excelencia Mini que ya me está cansando este (proto)tipo de personaje. Pues ya está todo dicho, a disfrutar de los próximos siete capítulos que sin lugar a dudas no dejarán indiferente a nadie.

PD: ¡Me declaro fan del grupo 'Thieves Like Us'!

lunes, 24 de enero de 2011

Catando series

Esta semana ha sido rara, en tema de series ha sido un desastre. Tengo un grave problema, me he quedado a medias con la segunda temporada de 'Friday Night Lights' y no porque me haya dejado de gustar aunque haya notado ese tan temible y esperado bajón, sino porque no encuentro la manera de poder ver los capítulos restantes sin tener que aflojar dinero que de momento no tengo para comprar el dvd. Por lo que esta semana he tenido la obligación de buscar sustituta a mi amada 'Friday Night Lights'. ¿Las candidatas? Pues de todo un poco, de 'Boardwalk Empire' pasamos a 'Pretty Little Liars' y terminamos con 'Sons of Anarchy'.

Y se podría decir que no he conectado con ninguna de ellas a excepción de una que me está conquistando poco a poco. Empecemos por 'Boardwalk Empire', avalada por la crítica además de contar con el sello de calidad de la HBO y la firma de Martin Escorserse y Terence Winter (del cual buceando en wikipedia he descubierto que fue escritor de 'Los Soprano'), me decliné por ella para ser mi compañera de fatiga (veo algunas series mientras hago bicicleta estática...) y la cosa no pudo ir peor. No pude terminar el capítulo de hora y cuarto, a pesar de su calidad desbordante me resultó demasiado lenta y soporífera y no conecté practicamente con ninguno de los personajes. Quizás he pecado de impaciente, pero lo que creo firmemente es que una serie de ese tipo no es la mejor para ver mientras uno hace ejercicio. La siguiente es 'Pretty Little Liars' de la que me esperaba al menos poder reirme de lo cutre que es (cutrísima) pero es que ni eso. Vistos los primeros cuatro capítulos no creo que vea el quinto, y es que han sido suficientes para desechar la serie y sus tramas tan tan tan ¿moñas y pobres? Me esperaba un 'The Vampires Diares' con un ritmo más bien rápido y aunque la trama de misterio resultase cutre que diese un poco más de cancha. Eso sí, me han parecido más que decentes las actuaciones del elenco joven. Y demos paso a la sorpresa de la semana, 'Sons of Anarchy' y unos ligeros spoilers:

¿Por dónde empezar? Disfruto como un enano con esas peleas de gatas entre Gemma Teller (esta sí es una bitch de verdad y no las de 'Pretty Little Liars') y cualquier mujer que se interponga en el camino de su único hijo Jax, ya sea su ex-mujer drogadicta o su ex-novia enfermera misteriosa. Estoy impaciente por ver el camino que toma Jax durante esta temporada, cuestionando cada paso que da Clay en la banda de moteros, si asistiré al declive del protagonista debido su "flojera de sentimientos no apta para los moteros de Charming"  (esto me lo acabo de inventar y me creo guay) propiciada por el nacimiento de su hijo y el reencuentro con su amor del pasado. Me gustan las escenas del matrimonio Gemma-Clay como las del 1x04 durante la feria, o los líos en los que se meten los chicos malos de California (a pesar de la crudeza de algunas escenas). De momento ya tengo serie hasta que consiga la segunda temporada de 'Friday Night Lights' en una calidad decente.

jueves, 20 de enero de 2011

El fantasma de 'El Internado'

Podría haber hecho perfectamente esta entrada antes de la emisión de 'El Barco'. Sabía a lo que me enfrentaba, al típico producto de Globomedia destinado al público de Antena 3 que tan poco falla y que oye, si es su target y engancha a quien va dirigida ole por ellos. Las promos estaban curradas y la mayoría de los actores excepto un par (¿quién ha dicho Mario Casas?) me llamaban la atención como la gran Marina Salas que bordó el papel de Silvia en la infravalorada 'Hay Alguien Ahí', Juanjo Artero que dio vida durante casi diez años a Charlie en 'El Comisario' (recuerdo que lo veía con mi padre) e Irene Montalá de la que estoy enamoradísimo desde que la conocí en 'Herederos' interpretando a Mónica, hija de la malograda Manuela y enemiga de Carmen Orozco, y paro de dar detalles porque me gustaría que comprobarais que 'Herederos' es una de las más dignas producciones españolas de los últimos años que al menos 'Gran Reserva' ha seguido la estela en Televisión Española. ¿De que estaba hablando? A sí, que se suponía que la entrada iba sobre el estreno de 'El Barco' ¡pues allá vamos!

Las comparaciones son odiosas y muchas veces injustificadas pero el nuevo producto de Antena 3 se lo ha ganado a pulso, si ya desde su anuncio hace varios meses hizo sospechar que teníamos internado para rato a pesar del inminente, cutre y mal hecho final de éste, ayer solamente bastó ver el principio para presenciar que entre nosotros se encontraba la heredera (¿digna?) de 'El Internado', la cual en su piloto me fascinó debido a mi inexperiencia en esto de las series y me tragaba cualquier cosa. Un elenco coral que recuerda demasiado al de 'El Internado', como por ejemplo el más claro y chirriante, el de la niña monísima de la muerte que inevitablemente recuerda a la cansina Paula que dejó de hacer gracia allá por la tercera temporada, tramas para supuestamente todos los públicos (¡cómo odio eso!), misterios que a priori parecen ser interesantes pero que al desarrollarse resultarán vacios e incluso decepcionantes e incongruencias continuas hicieron que mi gozo se precipitase a un pozo sin fondo. ¿Y ese final con el personaje interpretado por el malo de Pasión de Gavilanes que recuerda a Fermín y su librito de investigaciones?

No creo que vea la temporada completa porque tengo seguro que poco cosa  aportará diferente a 'El Internado', continuará con el espíritu del difunto del que ya hace más de un año me cansé y explotará al máximo los torsos desnudos sus virtudes y sus tan insoportables y corregibles defectos. Ahora sólo queda esperar al estreno de 'Ángel o Demonio' a ver si éste si resulta ser un soplo de aire fresco y no sólo se queda en la sucesora de 'Hay Alguien Ahí' por eso de compartir guionistas, actores y trama fantástica pero vacía. No me importa que los efectos especiales sean cutres e incluso que chirríen algunas actuaciones que me temo como la Aura Garrido cuya interpretación en 'La Pecera de Eva' no fue muy plausible que digamos, es más, la vi demasiada sobreactuada a pesar de que el personaje lo exigía.

En conclusión, esta semana vuelve 'Fringe' y estoy que me muero de las ganas por ver el capítulo.

viernes, 14 de enero de 2011

A la vuelta de la esquina

Hoy la cosa va de listas y ¡oh sorpresa! de series, concretamente de regresos y estrenos de las que más tengo ganas de ver, ¡allá vamos!

Fringe: Vuelve el 21 de este mismo mes, y no hace falta decir las ganas tremendas que tengo de ver el seguramente episodio magnífico con el Observador entrando en acción después de varios capítulos estando un poco vago (u ocupado) el hombre. Ansio ver la evolución de Olivia respecto a todo lo sucedido y más aún ahora después de la profunda conversación entre ella y Peter, y también ver si de una puñetera vez por fin hace aparición Sam Weiss que desde el episodio 2x17 'Olivia. In the Lab. With The Revolver.' el ¿hombre? anda desaparecido. Esperemos que esta segunda parte de la temporada sea incluso mejor que la primera.

Nikita: ¡Ai Nikita, que bien me lo has hecho pasar estos once capítulos! Sólo pido que Maggie Q siga igual de espléndida en el papel, conocer el pasado de la encantadora Amanda (modo ironic on), que las misiones contínuen siendo tan versátiles, que Jaden muera a manos de Alex y que se produzca cuando antes la reconciliación entre Michael y Nikita, los nuevos "Mr & Mrs Smith' de la televisión, cuanta tensión sexual habría entre estos dos entre misión y misión. Vuelve el 20 de enero.

La Pecera de Eva: Lo que estoy echando de menos mi ración diaria de Eva y su entrañable pecera, la vida de los pacientes y la historia de amor tan dulce y tan bien construida de la pareja de psicólogos. Ya hace más de un mes que se despidió con su gran tercera temporada con un capítulo atípico y a día de hoy aún no se sabe la fecha en la que volverá con la cuarta, únicamente que esta vez lo hará de mano de Cuatro, lo que presagia que el fin de la serie está cerca, a no ser que se convierta en un relativo éxito que lo dudo sinceramente.

Ángel o Demonio: De la mano de Telecinco y anteriormente de Cuatro, lleva varias semanas anunciándose esta serie que seguirá por el sendero de la fantasía que inició 'Hay Alguien Ahí' en la ficción española, centrada en el personaje de Valeria, una joven que descubre que es un ángel. Tendrá que enfrentarse a los caídos, seres que viven entre nosotros con la apariencia de seres humanos normales, pero que siempre buscan la forma de hacer el mal. Las promos resultan demasiado cutre y los efectos especiales poco conseguidos pero las ganas no me las quita nadie después de la excelente segunda temporada que nos brindó 'Hay Alguien Ahí'.

El Barco: Vale, no tengo muchas esperanzas puestas en la supuesta heredera de 'El Internado' y más viniendo de la mano de Antena 3 y su afán por estirar series hasta la saciedad y destrozarlas hasta que no les queda otra opción que darles un final no muy digno que digamos, pero al menos le daré una oportunidad el día de su estreno, seguramente el lunes 17 pero apuesto que aún no se sabe cual será definitivamente conociendo ese deporte nacional llamado contraprogramación. Las promos son jugosas y a priori parece que se va a convertir en uno de los placeres culpables del año y éxito entre el publico adolescente mojabragil.

Y por último United States of Tara, aún no se ha anunciado la fecha de vuelta ni ninguna información sobre su nueva temporada excepto la incorporación de un nuevo personaje dando vida a un psicólogo que tratará a Tara.

Hoy me despido citando la preciosa canción 'Make This Go On Forever' del grupo escocés Snow Patrol.



miércoles, 12 de enero de 2011

A flor de piel (de cerdo)

 

Ayer decidí terminar la primera temporada de 'Friday Night Lights', aún me quedaban tres capítulos por ver, pero ante las ganas tremendas que tenía de ver como resultaba el desenlace, me pegué un cierto atracón que inusualmente hago. Tengo la cierta manía de no ver más de dos capítulos al día (además de no tener suficiente tiempo) para poder disfrutarlos realmente, tener una idea general de cada capítulo y no en conjunto como temporada. ¡Así que vamos al meollo de la cuestión!
¡No hace falta decir que a partir de aquí spoilers de la primera temporada!
'Friday Night Lights' me ha transmitido tanto, me ha hecho ver más allá de lo que las series normalmente suelen hacer, preocuparme e interesarme por absolutamente todas las tramas de los personajes, adentrarme en la piel de ellos como nunca lo había hecho en tan poco tiempo y e incluso llegar a emocionarme como con el final del 1x20 'Mud Bowl' , combinando éste magistralmente las escenas en  las que el equipo de los Panthers consigue ganar el partido que les dará paso a la final del campeonato con las del intento de violación a Tyra. En mi opinión, creo que la esencia de la serie la recogen las palabras de Eric Taylor pronunciadas en el descanso del partido durante el último episodio de la temporada:

"Cuando Jason Street cayó en el primer partido de la temporada, todo el mundo nos descartó, todo el mundo. Y aquí estamos en el partido por el Campeonato. 10.000 personas ahí afuera también nos han descartado, y hay unos pocos que todavía creen en vosotros, unos pocos que nunca os abandonarán. Cuando volváis al campo, esas son las personas que quiero que tengáis en mente. Esas son las personas en vuestros corazones. Cada hombre en cierto momento de su vida va a perder una batalla. Va a luchar y va a perder, pero lo que hace un hombre es que en medio de esa batalla no se da por vencido. Este juego no se ha acabado, esta batalla no se ha acabado."

'FNL' supone una batalla para sus personajes, intentar mejorar en sus vidas de la mano de alguien, intentar combatir sus frustraciones y triunfar como en el fútbol. Y es lo que básicamente he presenciado durante estos veintidós capítulos. Mi perdición ha sido Tyra, adoro a ese personaje tan desestructurado situado en un cruce de caminos sin saber su dirección que al final de la temporada parece tener clara, que envidia una familia como la de los Taylor siendo arrastrada por su propia madre a un futuro poco prometedor en Dillon e incluso entorpeciendo sus estudios. Me ha encantado ver la progresiva evolución de las distintas parejas, la ternura entre Matt y Julie, la exasperante continuación de la intermitente relación de Lyla y Jason, la madurez y seguridad del matrimonio Taylor que no se tambalea ante nada ni nadie, el miedo y las reticencias entre Smash y Waverly debido al trauma de la joven al ser bipolar, ofreciéndonos además otra faceta del personaje diferente a la de "hablo de mí en tercera persona y soy el más chulo de mi barrio". Y qué decir del entrañable Landry, siempre siendo el contrapunto de Saracen y aportando el humor necesario para esta serie llena de escenas demasiado crudas y reales, como la pelea entre los hermanos Riggins, el ya citado intento de violación a Tyra, el accidente de Jason, el acoso y derribo hacia Lyla en el instituto y numerosas más.

En resumen, 'Friday Night Light' es tan grande que ya de momento es mi predilecta junto a 'Fringe' y será una de las series que recomendaré con mayor fervor (y pesadez).

domingo, 9 de enero de 2011

De boquilla

O 'Lip Service', como prefiráis. Si soy muy mal pensado, creo que el título le viene como anillo al dedo y otra cosa no, pero las protagonistas se pasan los seis capítulos con las manos ocupadas teniendo sexo todo el día, además de dudas, misterios de la infancia, reencuentros, desencuentros y confesiones. Asi que terminada la temporada, allá van unas cuantas reflexiones, un par de razones por las que tendrías que ver la serie cuando tengais un huequecito porque sinceramente si no la veis tampoco os perdéis nada del otro mundo, y también una pequeña reseña de sus fallos más chirriantes sin muchos spoilers que digamos. No he decidido hacer una crítica llena de spoilers porque no creo que mucha gente haya descubierto la serie, asi que ¡allá vamos!

Los capítulos de casi una hora de duración se te pasan volando, me ha gustado su dinamismo en las tramas y no he notado en ningún capítulo un bache o un bajón considerable (tampoco muy coherente en una miniserie de seis capítulos) Y como dije en la anterior entrada, la serie está catalogada como drama y así es, pero también tiene varios puntos de comicidad que personalmente me han hecho reir bastante, y es que una de sus bazas más importantes es el personaje de Fiona Button, interpretando a una alocada y frustrada actriz lesbiana que pasará por todo tipo de calamidades al ser abandonada por su novia y conocer a una estrella de la televisión que le dará más que algún problema de cabeza. Se podría decir que la protagonista de la serie es Frankie, la cual al morir su tía decide volver a Glasgow para despedirse de ella, por lo que tiene que reencontrarse con su vieja vida en la que se encuentra Cat, su ex novia de la que sigue enamorada. La trama de la tía de Frankie con su respectivo misterio me ha parecido acertada aunque también un poco previsible, pero no voy a ser nada exigente porque esto no es ni 'Lost' ni 'Damages', sin embargo la trama con su ex novia no me ha gustado nada, ya sea únicamente por la poca compenetración que existía entre las dos actrices (además de que últimamente estoy anti-ñoño), y tampoco la aparición tan fortuita, cutre y poco real de Sadie, amante de Frankie que se caracteriza por su afición a robar y ser más enigmática que la mismísima Nina Sharp de 'Fringe' (¡qué honor!) Tampoco me explico como personajes que seguramente pasen la barrera de los veinticinco años llegando incluso a los treinta se comporten de una manera ante situaciones que una persona madura podría resolver o asimiliar fácilmente. Me refiero a Tess, ya que en el quinto capítulo al escuchar que su mejor amigo (hermano de Cat) ha estado enamorado de ella durante mucho tiempo, únicamente se limita a correr y a huir de la situación (WTF? ¡qué tiene treinta años!) Pero bueno, yo me empecé a reir de lo absurdo de la situación y a reirme aún mas con la siguiente escena cuando la pobre entra en su casa y se encuentra con una fiesta sorpresa, ¡sale otra vez pitando a su habitación! Y ya no digo la cara que lleva porque prefiero que la veais vosotros^^ Y uno de los personajes junto a Sadie que menos me han gustado ha sido el compañero de trabajo de Cat, que ahora mismo ni me acuerdo de su nombre Jay. Me ha parecido patética su situación de treintañero fugitivo del matrimonio y de la vida en pareja pero contradictoriamente comprometido, que se pasa todas las noches borracho ¡e incluso droga a una de sus compañeras de trabajo con ketamina! Viva la madurez..

En resumen, no será una de las series de tu vida seguramente pero te hará pasar un buen rato que posiblemente olvides cuando veas otras series. Por cierto, está renovada por una segunda temporada que (¡tachantachan!) aún no tiene fecha, así de previsible es la BBC (modo ironic on)

La chupi-pandi más cool de Glasglow


jueves, 6 de enero de 2011

Lo que me hace sentir 'Friday Night Lights'

¿Que qué le pido a una serie? Pues lo normal, que me entrenga y poco más, ¡hombre! si la fotografía es esplendida que ya uno quisiese ver la serie en altísima definición en un plasma de tropecientasmil pulgadas, las actuaciones son magistrales poniéndote los bellos de punta, notas cierto realismo en las tramas y sobre todo te hace sentir y vivir como si uno formase parte de ese mundo ficticio, pues aún mejor. Y todo este rollo para deciros (lo pongo en plural aunque dudo de que más de dos personas me lean) que estoy completamente rendido ante los pies de la espléndida 'Friday Night Lights'. Es una de las pocas series que en tan poco tiempo (tan sólo once capítulos vistos) me ha demostrado que vale muchísimo la pena. Me transmite tantas emociones y me hace pensar tanto en tan solo cuarenta minutos, que se ha convertido en una de mis series por excelencia, y que pobre de mis amigos, recomendaré hasta la saciedad.
¡Cuidado, ligeros spoilers hasta el 1x11 'Nevermind'!
Las dos palabras perfectas para definir esta primera mitad de temporada serían decepción y frustración. A lo largo de estos capítulos he podido presenciar como varios personajes ante la posibilidad de deslumbrar y dar todo de sí mismos para demostrar su valía han sido arrollados por esos dos adjetivos. En el caso de Smash, intentando ser la estrella del partido para convencer al ojeador de que él era el mejor candidato para entrar a formar parte de su particular lista de jugadores, y finalmente pasándose todo el partido sin tocar la pelota y siendo eclipsado por el pequeño de los Riggins (¡otro que tal baila!). En el caso de Matt, tratando de mostrar a su padre su talento pero que también está vez será el gran ausente del partido, propiciando además la salida de sus frustraciones al ver como su abuela será internada en una residencia y él tener que abandonar Texas para ir a vivir con su tía. También se muestra el continuo deseo de Tyra de abandonar Dillon, harta de su gente y su posible incapacidad en el futuro de progresar, mostrándose en el 1x03 'Wind Sprints' su desengaño al pensar que podría tener una mejor vida en Los Ángeles con su nuevo y fugaz amante. Y por último, nombrar a Jason Street, frustrado por estar postrado en una silla de ruedas viendo como sus sueños poco a poco se difuminan, decepcionado ante la triple traidición como él mismo dice de Lyla (me la he pedido para reyes junto a Olivia Dunham y Nikita pero no me han hecho caso) e intentado que el tiempo pase lo más rápido posible para no tener que enfrentarse a su progresiva integración de nuevo en la sociedad, manifestando su negación de volver al instituto aún. Pero sobre toda esa triste podredumbre humana está el matrimonio Tayler, que siempre tienen algo bonito que decirse, un beso que darse, una discusión por cualquier tema externo a su matrimonio  o una obsesión en la que obcecarse como por ejemplo la relación entre su hija Julie y Matt, dando lugar a situaciones que a mi personalmente me han hecho bastante gracia. Entonces ¿qué me hace sentir 'FNL'? Compasión y ternura por los personajes.

'Friday Night Lights' ha entrado con fuerza y espero que a medida que avancen las temporadas (a sabiendas que la segunda es un bache) este nivel de enganche y disfrute hacia la serie sea aún mayor. Hoy me despido recomendándoos la divertida canción del grupo 'Grace Potter & the Nocturlas' que lleva el nombre de 'Paris (Ooh La La)' que además aparece en uno de los trailers de la nueva serie de la NBC 'The Cape', a la que por cierto tengo unas ganas tremendas de hincarle el diente.

miércoles, 5 de enero de 2011

Empezando con..

Llevo demasiado tiempo sin escribir en el blog, sinceramente no sé el motivo exacto por esta desgana aunque también "ayuda" que últimamente mi particular visionado de series esté siendo demasiado escaso. Pero claro, aprovechando la ausencia de la gran 'Fringe', la cada vez más adictiva 'Nikita' y la pesada pero aún esperanzadora 'The Vampires Diaries', estos últimos días he descubierto impresionado una nueva serie y he retomado una que hace ya más de ocho meses  visioné su piloto.

Empecemos por la que ha vuelto a casa por navidad inesperadamente, 'Friday Night Lights'. Hace casi practicamente un año decidí echarle un vistazo a uno de los 'must see' de los últimos años, sin embargo el resultado fue más bien tibio debido al mal cuerpo que me dejó el episodio con el trágico suceso que le ocurre a uno de los protagonistas además de que tampoco me enganchara mucho la trama del fútbol americano. Pero el que en casi todas las listas hechas por bloggers de las mejores series del año se situase hizo que hace más de una semana decidiera retomar la serie (introducir tópico seriéfilo) y llevarme una enorme sorpresa. Ya he visto hasta el 1x10 titulado "It's different por girls" y qué decir de esta gran serie que al final del segundo capítulo ya me había conquistado, me ha sorprendido la forma tan realista en la que han retratado el progreso de Jason Street proporcionándonos todos los detalles, identificándolos con un caso conocido, me pierden las tramas amorosas de los jóvenes, me fascina la compenetración del matrimonio Tayler, pero por encima de todo amo a la bella y tremendamente sexy Tyra (Adrianne Palicki)

Y aunque me quede mecha para rato con 'FNL', decidí también echarle un vistazo a una producción británica que ¡oh, qué sorpresa! me está resultando muy disfrutable. Se trata de 'Lip Service', drama perteneciente a la BBC Three con una única temporada de seis capítulos a sus espaldas de momento y renovada por una segunda, narra la vida de varias mujeres lesbianas instaladas en Glasgow, Escocia (y paro porque no quiero copiar y pegar de wikipedia). Únicamente he visto el piloto y el siguiente episodio, por lo que sería un poco prematuro hablar extensamente de la serie, aunque de momento me ha dejado un más que correcto sabor de boca, recordándome por momentos a la también británica 'Mistresses' y si continua progresando adecuadamente la recomendaré fervientemente, aunque también cabe señalar que uno de los aspectos que más me chirría es que se dan lugar a veces escenas demasiado "cogidas por los pelos" e incluso no muy creíbles para asentar las tramas. Por último, decir que aunque la serie esté catalogada como drama, yo me he echado unas buenas risas, sobre todo con el personaje (raruno, raruno)  de Tess Roberts interpretado por Fionna Button que también participará en la serie de ciencia ficción de la BBC 'Outcasts'.