viernes, 7 de febrero de 2014

Relatos cortos (VII)

Llegó a casa alrededor de las siete de la tarde. Era sábado por lo que sus tíos y su primo habían salido a dar una vuelta. Encontró a sus abuelos, en completo silencio, viendo la televisión en el salón. Se preguntó si serían plenamente conscientes de lo que contemplaban en pantalla. «Seguramente no pero deben fingir que viven». Fue entonces cuando el joven identificó la película que la cadena de televisión 8Madrid estaba emitiendo: 'Tierra' (Julio Medem, 1996). Su banda sonora estridente -a cargo de Alberto Iglesias- era inconfundible. Los paisajes de aquel País Vasco de principios de los noventa continuaban intactos en su retina; los artificiosos diálogos entre Carmelo Gómez y Emma Suárez, en su memoria. Era febrero pero sintió el (d)olor de octubre. Súbitamente dejó de ser invierno para volver a ser otoño. Ya habían transcurrido casi cuatro meses desde su llegada a aquella casa, arrastrado por una serie de circunstancias que sus abuelos ignoraban y ni eran capaces de llegar a elucubrar. Pero él, en su interior, comprendió que había llegado la hora de marcharse. «A veces uno necesita reencontrarse con sus orígenes para construir nuevos principios». Desde aquel instante, la cuenta atrás de su despedida comenzó.