sábado, 22 de febrero de 2014

La escena de la semana (XVI)


Soy un fanático de los cortometrajes y especialmente de los escritos por Roberto Pérez Toledo, director y guionista del largometraje 'Seis puntos sobre Emma' (id, 2011). De vez en cuando, sale a la luz alguna alguna de sus piezas, capaces de remover sentimientos en tan sólo tres minutos de duración. Pueden pecar de cierta exacerbación sentimental pero su mejor baza es la honestidad. La última en emitirse fue el pasado miércoles en 'Alaska & Coronas', bajo el título de 'An Instagram Story', un reflejo de la realidad social y tecnológica del momento. ¡Echádle un vistazo!

lunes, 17 de febrero de 2014

Cuestión de sexo

¿Os acordáis de 'How to make it in America'? Probablemente no. Podría decirse que fue el malogrado precedente de 'Girls'; una visión masculina y más bien optimista, de un grupo de veinteañeros en Nueva York. Duró apenas dos temporadas y un total de dieciséis episodios -estrenados entre 2010 y 2011- y, desde mi honestidad, no recuerdo más allá de un par de escenas; como por ejemplo esta. El contar con un final abierto le hace flaco favor. Ambas series, además del rango de edad de sus protagonistas, comparten un similar discurso: cómo hacerse un hueco en la Gran Manzana. Pero he de decir, queridos, que 'Girls' le da mil vueltas. Más personal. Más dramática. Más visceral. Más divertida. Más mediática. Más romántica. Más sucia. Su tercera temporada se estrenó el pasado 12 de enero y tras la emisión de seis episodios, mi opinión no puede ser más favorable. ¿Ha encontrado Lena Dunham un equilibrio narrativo? El protagonismo de Hannah parece haber cedido en detrimento del resto de personajes; incluso las tramas de algunos de ellos han llegado a un lugar común, como es el caso de Marnie y Ray. La maduración sexual de Shoshanna continúa su estrambótico viaje; la amorosa y profesional, de Hannah y Adam. La aparición de Caroline es muy loca, nunca mejor dicho, pero logra re-dibujar el personaje de Adam y mostrar el porqué de su personalidad; lo que hace intuir al espectador cierta turbulencia en la infancia de los hermanos Sackler. Jessa sigue siendo Jessa.

De Nueva York nos trasladamos a San Francisco, la ciudad de 'Looking', nueva serie del canal de televisión HBO cuyo argumento gira en torno a la vida de tres hombres homosexuales. Comparte la misma filosofía de 'How to make it in America' y 'Girls' pero se desmarca de ella gracias al "factor gay" de sus personajes. Andrew Haigh está detrás de las cámaras como director y guionista, lo cual es sinónimo de calidad pues este señor dirigió y escribió 'Weekend' (id, 2011); tan sólo hay que echar un vistazo al quinto episodio para comprobar dicha afirmación. El propósito de esta serie también es mostrar cómo el trío protagonista alcanza sus metas personales y profesionales, además de proporcionar un retrato -¿fidedigno?- de la amistad y la vida gay en dicha ciudad. Jonathan Groff está para comérselo. El tono desinhibido y la des-dramatización de las tramas son un total acierto, acorde a la luminosa fotografía. Íntima, sexy, romántica. Si 'Girls' tiende a retorcer la realidad, 'Looking' la mima.

sábado, 15 de febrero de 2014

La escena de la semana (XV)


Marian Álvarez. Fernando Franco. Señoras y señores, 'La herida'. Estrenada el 4 de octubre de 2013, pasó desapercibida entre el público medio pero sus seis nominaciones y dos premios -mejor actriz y mejor dirección novel- en los Goya, puede que hayan contribuido a una mayor difusión (¿y distribución?). Su carácter íntimo y no comercial, en oposición a la sobrevalorada 'La vida es fácil' (David Trueba, 2013), es un hueso duro de roer en las salas de cine. El ser una ópera prima y contar con un muy bajo presupuesto son factores que, además, dificultan su promoción. Probablemente su escasa recaudación no sea meritoria pero ha puesto en el mapa a un director y una protagonista dignos de todo tipo de elogios. La película adopta una apariencia casi documental, rechaza el planteamiento-nudo-desenlace y se dedica a abrir multitud de cuestiones, muchas de ellas ni siquiera obtienen respuesta. ¿Cómo es convivir con una enfermedad mental? ¿Cómo es convivir con el suicidio en mente? 'La herida' duele en la necesidad de reflejar una realidad más común de lo que creemos; ignorada por una sociedad encantada de mirar hacia otro lado. O agachar la cabeza. Su personaje principal, Ana, es una heroína a la que nunca se le reconoce la valía de afrontar su drama personal diario. ¿Relato derrotista u optimista? Allá cada espectador y su lectura. Aconsejo no precipitarse en rechazar su premisa ni su estilo pero sí saber que no es un producto fácil. ¿Su público objetivo? El espectador activo.

"El cine sirve para hacer visible lo invisible" - Marian Álvarez en 'Alaska y Coronas' (La 2)

domingo, 9 de febrero de 2014

La escena de la semana (XV)


La muerte no tiene vergüenza; afirmación que la serie de televisión  'A dos metros bajo tierra'  se encarga de recordar al espectador a lo largo de cinco temporadas en cada uno de sus openings. Los guionistas no sólo juegan a las adivinanzas con el espectador al montar una especie de ruleta rusa en la que uno de los presentes muere sino que, además, se ríen de ello con mala baba. Cierto es que este humor ácido a veces se corroe en detrimento de un mayor dramón drama. 'Al otro lado' (Fatih Akin, 2007) también se apropia de dicha afirmación, construyendo su historia entorno a la muerte de dos personajes y su repercusión a quienes los rodean. La casualidad y la sobriedad de dichas defunciones brillan por su aplastante realidad. Pero lo más sorprendente del relato son otros dos elementos: la radiografía de las relaciones paterno-filiales y el luto. Seis vidas unidas por meras casualidades que nunca serán desveladas por capricho del destino. Fatih Akin no sólo habla de la muerte sino también del amor, la redención y el perdón. El vídeo corresponde a los últimos minutos del film, una muestra de su belleza narrativa y visual. 

viernes, 7 de febrero de 2014

Relatos cortos (VII)

Llegó a casa alrededor de las siete de la tarde. Era sábado por lo que sus tíos y su primo habían salido a dar una vuelta. Encontró a sus abuelos, en completo silencio, viendo la televisión en el salón. Se preguntó si serían plenamente conscientes de lo que contemplaban en pantalla. «Seguramente no pero deben fingir que viven». Fue entonces cuando el joven identificó la película que la cadena de televisión 8Madrid estaba emitiendo: 'Tierra' (Julio Medem, 1996). Su banda sonora estridente -a cargo de Alberto Iglesias- era inconfundible. Los paisajes de aquel País Vasco de principios de los noventa continuaban intactos en su retina; los artificiosos diálogos entre Carmelo Gómez y Emma Suárez, en su memoria. Era febrero pero sintió el (d)olor de octubre. Súbitamente dejó de ser invierno para volver a ser otoño. Ya habían transcurrido casi cuatro meses desde su llegada a aquella casa, arrastrado por una serie de circunstancias que sus abuelos ignoraban y ni eran capaces de llegar a elucubrar. Pero él, en su interior, comprendió que había llegado la hora de marcharse. «A veces uno necesita reencontrarse con sus orígenes para construir nuevos principios». Desde aquel instante, la cuenta atrás de su despedida comenzó.

lunes, 3 de febrero de 2014

'Todas las canciones hablan de mí', asesinar a golpe de olvido

"Cuanto mayor es el tiempo que hemos dejado atrás,
más irresistible es la voz que nos incita al regreso.
Esta sentencia puede parecer un lugar común
sin embargo, es falsa.
El ser humano envejece,el final se acerca,
ya no queda tiempo que perder con recuerdos.
Hay que comprender la paradoja matemática de la nostalgia.
Ésta se manifiesta con más fuerza en la primera juventud
cuando el volumen de la vida pasada es insignificante."
'La ignorancia' (Milan Kundera, 1995)

A propósito de Milan Kundera, me deleito escribir sobre una figura del cine patrio que despierta en mí, cierta curiosidad: Jonás Trueba. Hijo de Fernando y sobrino de David. Ya dediqué unas líneas a 'Los Ilusos' (id, 2013) y es precisamente mi recepción crítica tan positiva y entusiasta la que me ha llevado al visionando de su ópera prima: ''Todas las canciones hablan de mí' (id, 2010), una dramedia romántica que escapa del tal manido chico-conoce-chica. Oriol Villa y Bárbara Lennie se ponen en la piel de Ramiro y Andrea respectivamente, una pareja que rompe tras seis años de relación; ambos tienen que aprender a vivir el uno sin el otro, olvidarse y empezar de cero... pero los recuerdos pesan. El espectador presencia su pasado en común y su presente por separado; dos caminos que se cruzan de vez en cuando. La trama adopta un estilo narrativo similar al de '500 días juntos' (Marc Webb, 2009) dando saltos cronológicos en la relación. Pero no sólo se nos cuenta una historia de amor sino también la de una generación perdida en su veintena con un gran abanico de personajes secundarios.

La buena mano del benjamín de los Trueba no sólo es visible en la narración no lineal sino también en otros aspectos. Los personajes secundarios -en especial, las amantes de Ramiro- sirven para mostrar las distintas caras de su protagonista masculino (*). La acertada elección de la banda sonora, a pesar de pecar de estridencia en algunos casos (**), se caracteriza por una variedad e internacionalidad poco usuales con la presencia de artistas como Franco Battiato, Nacho Vegas, Christina Rosenvigne o Bola de Nieve. Es notoria, además, la minuciosidad de la selección musical pues en la mayoría de los casos, las canciones se integran en el relato como un personaje más. El buen oído de Jonás da paso a su buen ojo pues inunda al espectador de referencias literarias -rasgo de La Nouvelle Vague o Woody Allen- de manera implícita o explícita.

(*) Spoiler | Me hizo recordar a 'Todas las mujeres' (Mariano Barroso, 2013) pues en ambas películas, los protagonistas masculinos son retratados a través del contacto con personajes femeninos. Pero si en la primera, el personaje de Nacho -Eduard Fernandez- no pierde ni un ápice de protagonismo, en ésta, sí lo hace el de Ramiro en detrimento de una mayor presencia e importancia narrativas de su círculo social.
(**) Spoiler | La escena final, a pesar del discurso de Ramiro, se ve distorsionada por la música in crescendo. Otra pieza encajaría mejor. Eso si, las palabras de Ramiro son un golpe a/de la realidad.

'Todas las canciones hablan de mí' se manifiesta como una oda a la literatura, a la música y al propio cine. A las inspiraciones creativas de Jonás. Y especialmente... a la nostalgia. Puñetera donde las haya. ¿Es posible amar después de amar? Quizás encontraréis la respuesta en esta película.


domingo, 2 de febrero de 2014

La escena de la semana (XIV)

 
Desmontar los prejuicios del cine patrio  y convencer de su buen hacer es tarea complicada por lo que he desistido en mi particular promoción de éste; sin embargo, he de confesar que últimamente un gran número de sorpresas cinéfilas han venido de la mano de directores españoles como Julio Medem ('Los amantes del círculo polar árticulo', 'Lucía y el sexo') , Jonás Trueba ('Todas las canciones hablan de mí', 'Los ilusos') , Rodrigo Sorogoyen ('Stockholm'), Javier Ruiz Caldera ('3 bodas de más'), David Trueba ('Madrid 1987') y -para mi sorpresa- Paco León con su 'Carmina o revienta' (id, 2012). Un experimento cinematográfico divertídisimo que sobrepasa la hora de duración pero que alberga en tan poco espacio de tiempo gran atino y lucidez, tanto en el rápido dibujo de los personajes como en el humor pasadísimo de rosca. Un falso documental que combina el drama y la comedia a la perfección con una capa de sátira, mala baba y mucha jeta. El costumbrismo más retorcido. La españa más cañí. Yo me meé de la risa... como con 'Los amantes pasajeros' (Pedro Almodóvar, 2013), ¡fíjate!
 
"La vida es tan bonita que parece de verdad"