Comencé en ésto de blogger con 16 años pero no le di vidilla al blog hasta los 18 tras empezar la universidad. En un principio sólo hubo cabida para series pero luego expandí la temática a todo aquello que tuviera un mínimo de guión/ficción; ¡hasta la propia vida, señoras! Decía Susan Sontag: "En las buenas películas, existe siempre una espontaneidad que nos libera por entero de la ansiedad por interpretar". Bienvenidas. Contacto: oscarrusvicente@gmail.com

lunes, 9 de septiembre de 2013

Despacio y con buena letra

Sin spoilers | Por fin llegué a LA escena, a ESA escena. Al tequila. Al ascensor. Al 2x23. 'The Good Wife' no es la mejor serie que he visto en mi vida. In my opinion no es la panacea que muchos seriéfilos encumbran hasta límites insospechados. Pero, eh, entiendo su obcecación y hasta la envidio. Ojalá disfrutase con todos y cada uno de los casos que se presentan cada temporada. Lo confieso: me costó muchísimo entrar en la dinámica de la serie durante su primer año (*) pero lo que más me fastidia del asunto es que el primer tramo de la segunda temporada se me haya hecho cuesta arriba hasta decir basta (**). La razón de ello puede ser lo irregular que a veces resulta la combinación entre el relato autoconclusivo y serializado. Pero después, ¡vaya episodios! La paciencia siempre tiene sus recompensas y en términos seriéfilos a veces supone un gran salto cualitativo. Menuda caída la del castillo de naipes que sus guionistas se dedican a construir. Tanto el bufete de abogados como la campaña política son escenarios idóneos para intrigas palaciegas; la conspiración, la traición y la ambición parecen estar al orden del día y sus personajes no paran de moverse de un lado a otro con tal de no verse fuera de tales confabulaciones y sobre todo de no perder trabajo. Poderoso caballero es don dinero. 

(*) El cariz autoconclusivo en un principio fue un handicap (y continúa siéndolo en menor medida) pero lo que me convenció fue el perfil de sus personajes y en especial la dinámica establecida entre ellos. 
(**) Los primeros nueve capítulos se me atragantaron con alguna excepción como por ejemplo el maravilloso 2x05, 'VIP Treatment'. No me inmutó el 2x09, 'Nine Hours', sobre la pena de muerte. Eso sí, me descojoné cuando Alicia se cae de la silla en el 2x08, 'On Tap'. 

Spoilers | Vayamos a la materia prima. Varias ideas:

Me frustra demasiado el tira y afloja de Alicia y Will. Entiendo la necesidad de los guionistas de mantener una tensión sexual no resuelta a largo plazo y sobre todo la de construir un relato apegado a la mayor coherencia posible teniendo en cuenta las personalidades de sus personajes y las circunstancias que les rodean. El primer obstáculo ya se presencia durante el 2x01; Eli Gold decide borrar el primer mensaje que Will le envía a Alicia declarándole su amor incondicional. Sin plan. A por el romance. Menudo "deux ex machina"  cae del cielo en forma de director de campaña política. ¡Maldito! El segundo obstáculo es Peter quién poco a poco muestra signos de redención y reclama una segunda oportunidad marital y paternal. El tercer obstáculo, aunque mínimo, es Tammy, el nuevo ligue de Will. Pero el mayor obstáculo de todos es la propia Alicia; los códigos por los que se rige. Sus padres se divorciaron cuando ella y su hermano Owen (***) eran pequeños por lo que no quiere repetir la misma jugada. Su prioridad son sus hijos. Pero de nuevo cae del cielo otro "deux ex machina", este vez en forma de rumor: Kalinda se acostó con su marido. 

(***) Cada una de sus apariciones se antoja necesaria. Como detonante de un problema de la campaña política de Peter con respecto a los derechos homosexuales, como la rebelde conciencia de Alicia o el contrapunto de Jackie. 

Aspectos de 'The Good Wife' que me provocan sentimientos encontrados.

Louis Canning, el personaje interpretado por Michael J. Fox. Que tirria le tengo. Ni un ápice de bondad, el tío es avaricioso y retorcido. Y punto.

El cómo se aborda un tema tan escabroso y delicado como la muerte. Lo de Jonas Stern fue un visto y no visto. La preocupación de Will de acabar muriendo en soledad no me convenció del todo.

Los hijos de Alicia y Peter. El coqueteo de Grace con la religión, aunque me parezca acertado y real, se me hace bola en la garganta. Los líos de faldas de Zach tienen un pase por su conexión con la campaña política de su padre aunque nunca me quede claro a qué juega el niño; ¿la rubia o la morena? La mano de Becca es peligrosa. Lo que está claro es que los personajes adolescentes son difíciles de dibujar y conectar con el espectador. La pelea de gallitos entre Zach y el hijo de Glenn Childs mejor no comentarla.

Lemon Bishop como villano. La resolución de su divorcio fue demasiado para el cuerpo. ¿Es que este señor tiene inmunidad en Chicago? Lockhart & Gardner no tiene escrúpulos, eso está demostrado.

El oscuro tira y afloja entre Blake y Kalinda. En un principio podría parecer atracción sexual no resuelta pero poco a poco se va convirtiendo en algo más mórbido que sensual. De ahí que la escena de ambos desnudándose no me excitara demasiado. Me gusta más la Kalinda rodeada de mujeres. Pero la verdad es que Blake ha sido un personaje clave para que cierta información del pasado de K sea revelada a la audiencia. Magistral la forma en que Kalinda se deshace de él acusándole de ser el amante y posible asesino de la mujer de Lemon Bishop. Magistral.

La excentricidad de la mayoría de las estrellas invitadas/personajes episódicos ya sean jueces, abogados, políticos, víctimas o verdugos. A David Lee se lo perdono porque es un cachondo y me gusta su rollo.

Aspectos de 'The Good Wife' que me maravillan:  muchos.

Todas las duplas posibles entre los protagonistas: Will, Diane, Alicia, Kalinda y Cary. Haced las cuentas.

El paso de Derrick Bond por Lockhart & Gardner, un huracán silencioso. 

El affaire de Diane con Kurt McVeigh, el especialista en balística. La confrontación ideológica se disfruta y es el mayor exponente de que los polos opuestos se atraen.

Las víctimas de la bisexualidad de Kalinda. Ay omá.

La hija de Eli Gold. ¡Es posible construir un personaje adolescente soportable! E inteligente.

Lily Rabe como periodista en el 2x19, 'Wrongful Termination'.

Los chupitos de tequila de Alicia.

Los partidos de baloncesto de Will. Sexy a más no poder Josh Charles.

¿Me gustará su tercera temporada? Ojalá. Prometo no maratonear.