Empecé este blog con 16 años y otro nombre ('Dime que series ves y te diré cómo eres'). En un principio solo hubo cabida para las series de televisión pero más tarde decidí ampliar el contenido a todo aquello que contase con un mínimo de guion/ficción, ¡incluso la propia vida, señorxs! Decía Susan Sontag en 'Contra la interpretación': "En las buenas películas existe siempre una espontaneidad que nos libera por entero de la ansiedad por interpretar". Carrie Bradshaw decía en 'Sexo en Nueva York': "I couldn't help but wonder...". Bienvenidxs. Contacto: oscarrusvicente@gmail.com



miércoles, 15 de diciembre de 2010

Mi vida sin mi


¡Cuidado, spoilers de 'Fringe' hasta el 3x09!
A veces deseamos desaparecer algunos días de la faz de la tierra, escondernos y olvidar por un momento a las personas que nos rodean. Deseamos que pase rápido el tiempo, cambiar y ¿por qué no? tener una nueva vida. Olivia Dunham volvía a ser feliz después del calvario que había pasado con Jhon, se había recuperado de su viaje al otro universo y había descubierto que el motor de su vida tenía nombre y apellidos: Peter Bishop. Vivió uno de los momentos más esperanzadores de su vida viajando al otro universo con el único propósito de traer de vuelta a Peter y comenzar una nueva vida junto a él. Pero a Olivia le arrebataron su vida, sus esperanzas y sentimientos. Sin quererlo ni beberlo desapareció de la faz de la tierra. Ella se había ido pero su vida continuaba, siendo usurpada por la "otra Olivia" , cambiando ligeramente sus decisiones pero con severas consecuencias futuras.

He pensado cien motivos por los que debes regresar. Para luchar contra los cambia-formas, para cuidar de Walter, para salvar el mundo, pero en definitiva tienes que regresar porque tu me perteneces.
(Olivia. 'Fringe' So2E23)

'Fringe' está en el mejor tramo de su viaje, con unos personajes que pueden dar todo de si mismos y unas tramas abiertas prometedoras y que posiblemente se desarrollen de forma magistral. Reconozco que en el visionado de su primera y segunda temporada no disfruté tanto de ella, ya fuese por que la primera me la deboré en menos de un mes y la segunda veía dos capítulos a la semana, sin embargo ahora disfruto cada capítulo como si fuese el último, a diferencia con otras series, se me pasan los cuarenta minutos volando y siempre, absolutamente siempre me quedo con ganas de más. Antes muchas veces la intensidad del capitulo recaía sobre el caso a resolver si resultaba interesante o no, sin embargo con el potencial que han adquirido los personajes y los lazos y conflictos que se han desarrollado entre ellos, el caso es lo de menos. Adoro los capítulos de Fringe' como el de 'Marionette' (So3E9) en el que la resolución final del caso tuvo una gran repercusión para Olivia, desencadenando una de las escenas más emotivas de la serie hasta el momento, con esa conversación entre ella y Peter

Peter: ¡Olivia! ¿Estás bien? ¿Qué te pasa?
Olivia: ¿Sabes lo que digo Barrett? Dijo que le miró a los ojos y que en ese instante supo que no era ella.
Peter: Olivia..
Olivia: De hecho lo entiendo. Sé que ella lo sabía todo acerca de mí, de mi vida y de la gente a la que quiero. Y entiendo que llegase hasta donde hiciera falta para conseguir enterarse de todo. Y supongo que esperar que hubieras visto más allá, quizás es pedir demasiado. Pero cuando estaba allí pensaba en ti y sólo eras producto de mi imaginación. Pero me aferré a ti, y no era razonable, y no era lógico, pero lo hice, así que.. ¿por qué no lo hiciste tú? No era yo, ¿cómo no lo viste? Ahora ella está en todas partes, en mi casa, mi trabajo , mi cama  y no quiero volver a ponerme mi ropa y no quiero vivir en mi apartamento y no quiero estar contigo. Se lo ha quedado todo.
Peter: Lo siento.

Por último, decir que apuesto a que Peter está destinado a morir salvando uno de los dos universos, en incontables ocasiones nos han mostrado que es imposible que ambos coexistan para que luego nos salgan con algún cuento "patatero" y Peter se salga de rositas, acabe felizmente casado con Olivia, con tropecientos hijos capaces de atravesar los dos universos y viviendo en una mansión con piscina y campo de fútbol.

martes, 14 de diciembre de 2010

Una de cal y otra de arena

¡Cuidado, spoilers de 'The Vampires Diaries' y 'Nikita' a ritmo estadounidense!
Desde hace un par de semanas me está costando mucho ponerme con 'The Vampires Diaries' y es que si con 'Fringe' los capítulos se me pasan volando, con 'The Vampires Diaries' ha cambiado la tónica y los cuarenta minutos se me hacen a veces demasiado largos. Y aunque el comienzo de la segunda temporada me gustó realmente, llegando hasta entusiasmarme con capítulos como el sexto, manteniendo el nivel de la primera temporada, cada capítulo se me hace más pesado, mostrando una nulidad a la hora de arriesgar (muertes, un avance en la trama de Elena y Damon y un lárgo etcétera) y una previsibilidad que por muy dinámica que sea y pasen tantas cosas en los capítulos no es suficiente para que cuando termine un capítulo, me quede igual que al principio del mismo.  El último episodio emitido, el 2x11, titulado 'The Light of the Moon' ha supuesto una esperanza de que no tenga que abandonar el barco antes de que acabe la segunda temporada, pero me temo que 'The Vampires Diaries' va a ser de esas series que o te las ves del tirón o no las disfrutas. Me he acabado aburriendo del personaje de Katherine, de personajes mal aprovechados que podrían dar mucho más de sí y otros que ya deberían haber sido fulminados, además de tramas repetitivas. Supongo que era crónica de un desencantamiento anunciado, además de haber sido demasiado exigente con una serie teen. Sé que suena demasiado catastrofista e incluso lo es, aunque le seguiré dando un par de oportunidades hasta que me demuestre si vale o no la pena verla a ritmo estadounidense.

Pero no todo es energía negativa y es que oficialmente estoy enganchado a 'Nikita'. Su último episodio (So1E11) ha sido el empuje definitivo para caer rendido ante sus pies, y es que he disfrutado como un niño viendo a Maggie Q (la señorita Nikita) y a Lyndsy Fonseca (la señorita Alex) en la misma escena luchando cuerpo a cuerpo contra los malos de turno , la necesaria evolución de Alex en 'La División' subiendo de rango y enfrentándose a la muerte de Thom inculpándole además de ser el aliado de Nikita ¡y que decir del 'escenón' de Nikita en el edificio de 'La División' arrasando por donde iba! ¿Y Amanda? Adoro ese personaje tan maquiavélico y rodeado de halo de misterio. ¡Quiero flashbacks de Amanda, conocer su pasado y saber la razón por la que entró en 'La División'! Por cierto, ¿soy el único que cree que habrá un trío amoroso entre Nikita-Michael-Alex? Aunque me parece que ya tienen reservado un maromo a Nikita, se trata de Owen y sinceramente no me gusta nada la idea de que Nikita pueda enamorarse del asesino de su difunto amante.

¡Que le explota la vena de la Patiño!


domingo, 12 de diciembre de 2010

Game Over

 Estas dos últimas semanas no han sido muy fructíferas que digamos con respecto a las series, sin embargo me han servido para descubrir dos series británicas altamente recomendables. 'Luther', de la que ya os hablé en la anterior entrada y 'Mistresses'. Ambas de la BBC y con una primera temporada de sólo 6 capítulos, su visionado ha resultado ser muy disfrutable. Mientras que la primera tira por el género policíaco, con un ambiente lúgubre, una banda sonora casi terrorífica y un retrato de Londres demasiado tétrico, la segunda tira por el género dramático sobre la vida de cuatro mujeres, con pequeños toques de comedia. Con 'Mistresses', en un principio se me vino a la cabeza 'Sexo en Nueva York', pero alentado por las buenas críticas que hace un par de semanas leí en el famoso blog de Alberto Rey, decidí comprobar si la BBC se había lucido otra vez. Además el saber que la serie únicamente tiene tres temporadas (y 16 capítulos) con un final cerrado me ayudó a echarle un vistazo. A si que hoy me he propuesto convenceros para que echéis un vistazo a 'Luther'. Mañana es el turno de 'Mistresses'

¡Cuidado, ligeros spoilers!
En el caso de 'Luther', se podría decir que él es el centro de la historia, todo se mueve a su antojo, a sus necesidades y a sus impulsos, tratándose de un personaje quizás demasiado excéntrico e incluso agotador.  Sin embargo, los casos a investigar a parte de ser retratados con mucha crueldad son interesantes y al igual que pasa con 'Fringe' la presentación de los casos la mayoría de las veces es impactante. Al igual que Jhon Luther, el resto de personajes no te dejarán indiferente, todos son interesantes y juegan un papel destacado en la acción en su momento justo. Destacar el maravilloso papel de Ruth Wilson interpretando a la narcisista y asesina Alice, apareciendo el minutaje preciso en cada capítulo. Cada escena en la que sale, rebosa brillantez tanto en interpretación como en diálogos, la mayoría de las veces con Jhon, mostrando una constante tensión sexual no resuelta entre ellos quizás demasiado macabra pero a la vez muy tentadora. También destacar el papel de Saskia Reeves interpretando a Rose Teller, la jefa del departamento de policía, personaje con temperamento y supuestamente frío como un témpano pero que en el último capítulo de la temporada se muestra su debilidad, derrumbándose ante lo que está ocurriendo, dando lugar a una de las escenas más emotivas llorando en el hombro de Iaan Reed, personaje odioso asqueroso donde los haya, sorprendiéndome su cambio de rol pasado el ecuador de la temporada. Es casi imposible que en una serie de seis capítulos la calidad se resienta, sin embargo el capítulo quinto no me convenció del todo a pesar de ese finalazo. Añadir que el capítulo cuarto ha sido el que más me gustó, con esa presentación de las víctimas utilizando una banda sonora exquisíta, tenebrosa y un final tan desgarrador y maquiavélico. Y que decir de la escena final del 1x06 tan desconcertante y cuya ultima frase de Luther resume: ¿Y ahora qué?

(Alice Morgan, 'Luther' So1E6)
Ya sabes, en 1988, dos psicólogos publicaron un artículo argumentando que el "autoengaño positivo" es una parte normal y ventajosa de la vida de la mayoría de la gente. Resulta que la gente se miente a sí misma acerca de tres cosas:
-Se ven así mismos de maneras improbablemente positivas
-Piensan que tienen mucho más control sobre sus vidas del que realmente tienen
-Y creen que el futuro será mejor, lo que su realidad actual puede quizás justificar.

Pero ahora estás más allá de eso, estás al otro lado de ese espejo particular,.. mentirte a ti mismo ya no va a ayudarte
                                                                                                                   

¿Te mato o nos acostamos?