Empecé este blog con 16 años y otro nombre ('Dime que series ves y te diré cómo eres'). En un principio solo hubo cabida para las series de televisión pero más tarde decidí ampliar el contenido a todo aquello que contase con un mínimo de guion/ficción, ¡incluso la propia vida, señorxs! Decía Susan Sontag en 'Contra la interpretación': "En las buenas películas existe siempre una espontaneidad que nos libera por entero de la ansiedad por interpretar". Carrie Bradshaw decía en 'Sexo en Nueva York': "I couldn't help but wonder...". Bienvenidxs. Contacto: oscarrusvicente@gmail.com



jueves, 17 de diciembre de 2015

José Luis Guerín abre las puertas de ‘La academia de las musas’

Publicado originalmente en Infoactualidad el martes 15 de diciembre de 2015 | Tras la primera a proyección en el Festival Internacional de Cine de Locarno y ganar el Giraldillo de Oro del Festival de Cine Europeo de Sevilla, La academia de las musas (José Luis Guerín, 2015) ha llegado a la capital madrileña de la mano de la Fundación SGAE y Caimán Cuadernos de Cine. La premiere ha tenido dos citas en la Sala Berlanga: el pasado domingo 6 y el viernes 11 de diciembre. A esta última acudieron su director y tres de sus protagonistas. [Actualizado] En España su estreno en cines será el próximo 1 de enero de 2016.  [Actualizado] 

sábado, 12 de diciembre de 2015

Paula Ortiz, ‘La Novia’ de Lorca

Publicado originalmente en Infoactualidad el jueves 10 de diciembre de 2015Paula Ortiz vuelve al panorama del cine español con La Novia, película basada en la obra de teatroBodas de sangre, escrita por Federico García Lorca en 1931. Inma Cuesta, Álex García y Asier Etxeandía conforman el triángulo amoroso protagonista. Su estreno comercial en cines será el próximo viernes 11 de diciembre. El último cineasta español en adaptar dicha obra teatral fue Carlos Saura en 1981.

lunes, 7 de diciembre de 2015

El amor vuelve por Navidad con ‘Barcelona, noche de invierno’

De izq.a dch. Alexandra Jiménez, Dani de la Orden, Ildefonso Soriano y Bárbara Santa-Cruz
Publicado originalmente en Infoactualidad el 5 de diciembre de 2015El director Dani de la Orden vuelve a hablar de amor en la Ciudad Condal con la película Barcelona, noche de invierno (id, 2015), cuyo estreno en cines tuvo lugar el viernes 4 de diciembre. Con motivo de ello, el director y las actrices Bárbara Santa-Cruz y Alexandra Jiménez acudieron a la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid para presentar su proyecto en común tras su preestreno.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

'El Incidente' de La Sexta

Publicado originalmente en Infoactualidad el lunes 30 de noviembre de 2015 | El Incidente, la nueva apuesta por la ficción nacional de La Sexta, mostró su primer episodio el pasado jueves 26 de noviembre gracias al Festival Madrid Imagen Series 2015 cuya sede ha sido la Cineteca de Matadero de Madrid. Ciencia ficción cercana, una primera y única temporada de ocho episodios, cincuenta minutos de duración y el protagonismo de actrices como Bárbara Lennie  y Marta Etura son las principales bazas de esta nueva producción de Boomerang TV.

sábado, 21 de noviembre de 2015

La ficción española a debate

Con motivo del Festival de Series Movistar+, celebrado en Madrid en noviembre, el Sindicato de Guionistas ALMA organizó un taller con guionistas españoles para analizar las tendencias nacionales e internacionales de las series de televisión. 

domingo, 15 de noviembre de 2015

'Loreak', un ramito de violetas candidato al Oscar



Publicado originalmente en Infoactualidad el sábado 7 de noviembre de 2015 | Con motivo de la elección de Loreak para representar a España como mejor película de habla no inglesa en los Premios Oscar 2016, la Academia de Cine organizó los días tres y cuatro de noviembre un ciclo dedicado a sus codirectores Jon Garaño y José Mari Goenaga, con la proyección de sus dos únicos largometrajes y un coloquio con sus máximos responsables.

martes, 3 de noviembre de 2015

Colomo se toma la revancha con 'Isla bonita'


Publicado originalmente en Infoactualidad el domingo 1 de noviembre de 2015 | Fernando Colomo, tres años después del estreno de La banda Picasso, vuelve al panorama del cine español con Isla bonita, película que cabalga entre la ficción y la biografía que además de dirigir ha coescrito y coprotagonizado con la debutante Olivia Delcán y el creativo publicitario Miguel Ángel Furones. Su estreno en salas comerciales será el próximo seis de noviembre.

sábado, 17 de octubre de 2015

Relatos Cortos (XXIV)

Otra C. Otra muerte cortejando sin pudor. Esta vez, a diferencia de aquella vecina que una primavera le regaló la oportunidad de comprar sus primeras películas en formato físico, sí le tocó de cerca. Muy de cerca. Pero a la vez remotamente lejos. A 1.815, 8 kilómetros. A dieciséis horas y cincuenta y siete minutos. Contempla una fotografía reciente en la que aparece, busca incesantemente la huella de la tercera letra de nuestro abecedario. La vista, ni el píxel, aciertan. Aquella mujer le ofreció el mejor de los calores maternos, una lumbre que poco le había abrigado hasta entonces. Ambos se conocieron por boca de otro («en el principio era el Verbo»). De él. Hijo de. Novio de. Aquel mozo nunca le fue presentado a aquella Francesca Johnson como el summer fling de su primogénito; bastó presenciar lo no-acotado por la palabra. El miedo de aquella dama, como el de la tía paterna del efebo expatriado, era estar cometiendo los mismos errores que a éste le habían empujado a emigrar de país en el que franquear un nuevo año. Le increpó la enfermedad tiempo después de haber cesado la comunicación. La marejada de la ruptura homosexual anegó todo árbol genealógico político. Agnóstico autoproclamado, rezó al Dios en el que ella creía, para que saliera incólume de la jugarreta del sino.

viernes, 2 de octubre de 2015

Flor de un día


Sin spoilers | Mar de plástico (Antena 3) y Rabia (Cuatro) han sido los últimos estrenos en materia de ficción española. La primera, un thriller que gira -otra vez- sobre el asesinato de una adolescente pero con sabor a mediterráneo e ínfulas socioculturales; la segunda, otro thriller pero sobre una España post-apocalíptica invadida por una epidemia (el cartón-piedra).

lunes, 7 de septiembre de 2015

Relatos Cortos (XXIII)

Un recuerdo. Cada septiembre, conforme transcurrían los años, volvía con cada vez mayor fuerza y lucidez a su cabeza como si del frío se tratase tras meses de calor y tedio. Aquel flashback retrocedía a sus años de infancia en los que, como si de un ritual se tratase, cada albor del noveno mes del calendario y antes de cerrar los ojos vencido por el sueño, observaría la oscuridad de la noche difuminada por la luz del televisor. Un mero instante: aquella sensación de sosiego duraría segundos pero bastaba para despedir una época del año que hacia estragos en aquel niño y dar bienvenida a una rutina escolar que lejos de aborrecer, abrazaba con alivio. Nunca se le dieron bien los veranos. El libre albedrío no era su traje a medida. La luz se apagó. Éste era su primer septiembre sin sus padres, aquellos sentados frente al televisor. En septiembre el futuro era tangible pero octubre le ponía los pies en la tierra. Durante dicha transición estacional había coqueteado con más de un amor; también con el lado más amargo de una enfermedad. Pero octubre llegaba (casi) siempre puntual tal superhéroe para salvarle de las garras de un mes que hasta el presente le había proporcionado las mieles de Eros y las hieles de Tánatos. Libido y destrudo.

lunes, 24 de agosto de 2015

Relatos cortos (XXII)

El futuro, frustrante a la par que gratificante sensación no tangible. Marchó la última navidad a tierras anglosajonas con billete de ida pero no de vuelta, posponiendo un futuro en el que debía tomar drásticas decisiones. La ansiedad le oprimía; le susurraba que se despidiese de la vida. El hecho de que su abuelo paterno -con el que había convivido durante seis meses recientemente- casi muriera, le empujó a tomar la decisión más visceral de su existencia: coger un avión y reencontrarse en el frío del invierno con un amor frustrado de verano. En el presente, ocho meses más tarde y de nuevo en la casa que le vio enfermar, recuerda con tal nitidez el porqué de aquella huida durante unas fechas que empujan a compartir tiempo y espacio con los más allegados, que no mejor queridos. Decidió pasar sus vigésimas Nochebuena y Nochevieja con un chico inglés del que se agarró tal clavo ardiendo. Era su ángel de la guarda. Aquella estancia en una aldea limítrofe a Cambridge sirvió para desempañar el futuro. Un futuro en el que aquel ángel de la guarda fue delegado de sus funciones y traicionado por un amor que buscaba caminar hacia adelante en la soledad. Pero sabía que el día llegaría. 

El día en que le echaría de menos y no habría remedio para ello. El pasado volvería de la manera menos prevista y más lacerante.

martes, 11 de agosto de 2015

La escena (semana 10-16 agosto)



Sin spoilers | The Americans no le dará muchas alegrías a su canal de televisión FX en términos estrictamente numéricos -su tercera temporada ha marcado mínimo histórico de audiencia- pero como suele suceder, es la niña bonita de los críticos estadounidense desde que se estrenara en 2013. Con toda la razón. A finales de mayo se anunció que la serie había ganado el Critics' Choice a mejor serie dramática; dos meses antes sería renovada por una cuarta temporada que llegará a principios 2016. Su llegada al panorama televisivo estadounidense se produjo tras la emisión de la segunda temporada de Homeland (*), serie con la que inevitablemente se comparó al compartir -a primera vista- temática. Affairs internacionales, espionaje, paranoia, el enemigo en casa. Pero no tono. Mientras Homeland ha acabado convirtiéndose en un 24 de cable, The Americans ha continuado fiel a un tono que ya no sólo recuerda a la malograda Rubicon sino esencialmente a la serie de las series: The Sopranos [y por ende a Breaking Bad]. ¿El porqué? La perfección al conjugar thriller y drama familiar. El juego del gato y el ratón. El esconder el gran secreto a la familia. El matrimonio: Tony/Carmela, Walter/Skyler, Philip/Elizabeth. Sin embargo si hay algo en lo que no se parecen es los créditos de apertura. Mientras The Sopranos muestra un trayecto en coche de Nueva York a Nueva Jersey al son de Woke Up This Morning de Alabama 3 y Breaking Bad continuó la estela del minimalismo de Lost, la intro de The Americans son veinticinco segundos cuya principal fuente de inspiración son pósteres propagandísticos -recreados- y fotografías -líderes políticos, estatuas,...- de la década de los cincuenta y sesenta durante la Guerra Fría entre la Unión Soviética y Estados Unidos. Todo ello sirve para transmitir al espectador qué tipo de serie es The Americans, cuyos protagonistas es un matrimonio de la KGB infiltrado en territorio enemigo durante la administración de Ronald Reagan en los años ochenta. El equipo responsable de la intro de la serie de FX es Elastic.tv, artífice también de las cabeceras de otras series como Juego de tronos (HBO), Daredevil (Netflix), True Detective (HBO), Masters of Sex (Showtime), Halt and catch fire (AMC), Justified (FX), Carnivale (HBO) y Man in the High Castle (Amazon), cuyo estreno está previsto el próximo 20 de noviembre. Luego hay casos como los de Transparent (Amazon) y Better Call Saul (AMC), la primera está compuesta por vídeos caseros de reuniones familiares -¿los Pfefferman?-  pero también clips del documental The Queen (Frank Simon, 1968), protagonizado por la drag queen Flawless Sabrina; la segunda ha sido definida por sus propios creadores, Vince Gilligan y Peter Gould junto a Curtis Thurber, como una "mierda" intencionada en oposición a la excelente calidad de las cabeceras del resto de series (**). Lo curioso del tema es que cada episodio cuenta con una intro diferente, como Broad City (Comedy Central). Por cierto, no es extrañar que la tercera temporada de The Americans y la primera de Better Call Saul copen los rankings de mejor serie dramática de lo que llevamos de 2015. Pero, señores, para cabecera buenrollera la de Gravity Falls (Disney XD), animación infantil cuya mitología sci-fi ha llegado a ser comparada con la de Fringe (Fox).

(*) La cual fue víctima del hype backlash tras un primer año meritorio en otoño de 2012. Hubo un consensuado descontento ante cómo la serie degeneró. Se llegó a compararla con Scandal. Tras una tibia tercera temporada que finiquitó el arco argumental de su premisa, se ganó la resurrección creativa y crítica en su cuarto año.
(**) De cable. La ausencia de anuncios [premium cable] permite una mayor recreación pues cuentan con mayor minutaje y metraje. Aún así, series de basic cable [anuncios, anuncios] cuentan también con cabeceras de mayor elaboración que las de network.

Bonus: No podía faltar Six Feet Under, queridos.

lunes, 27 de julio de 2015

La escena (semana 27 julio - 2 agosto)


Sin spoilers | Me topo por casualidad con la noticia de que Jeff Nichols (director y guionista de las Take Shelter y Mud) prepara Loving, un biopic sobre Mildred y Richard Loving, cuyo matrimonio interracial propició que la Corte Suprema de Estados Unidos invalidara la prohibición del mismo en 1967. Joel Edgerton y Ruth Negga protagonizarán dicha película cuyo grabación comenzará en septiembre en Virginia y se estrenará en 2016. Antes, en otoño de este mismo año, llegará lo último de Nichols: Midnight Special, con Kirsten Dunst, Adam Driver (Girls), Michael Shannon (*) y el mismo Edgerton. A tenor por su premisa, parece que el cineasta regresa a la "ciencia ficción" de Take Shelter [quien la haya visto, sabrá el porqué de mi entrecomillado]. Lo más llamativo del nacimiento de este proyecto basado en hechos reales es que una de sus productoras es Nancy Buirski (**), quien ya en 2012 dirigió y co-escribió The Loving Story, un documental emitido por HBO que gira precisamente entorno al caso Loving vs Virginia. No es de extrañar que ante el fervor y el buen resultado del género biopic [The Imitation Game y The Theory of Everything son el ejemplo más reciente] hecho a medida para temporada de premios, se haya apostado por una historia  desafortunadamente poco conocida pero clave en cuanto a derechos civiles pues entronca fácilmente con las cuestiones raciales e incluso LGTB del momento. ¿La fórmula? Factor amoroso + factor histórico + factor socio-político-legal. En 2013 Nancy Buirski estrenaría Afternoon of a Faun: Tanaquil Le Clercq, documental sobre la bailarina francesa cuya diagnosis de polio truncó su carrera profesional. No es la primera vez que un documental resulta ser la inspiración para una película (***); un caso reciente es el de The Walk (Robert Zemechis, 2015), basada en las memorias escritas por Philippe Petit (Joseph Gordon-Levitt), un funambulista francés que en 1974 caminó sobre un cable el espacio que separaba las Torres Gemelas de Nueva York. Nada nuevo bajo el Sol si no fuera porque en 2008 se estrenó el documental Man on Wire (dirección y guión a cargo de James Marsh), un repaso a las hazañas del funambulista y a la preparación de dicho hito ilegal. Ganó ni más ni menos que el Oscar a Mejor Documental. Más sorprendente es el hecho de que, siendo un documental, ganara el BAFTA a mejor película británica. La banda sonora corre a cargo del sospechoso habitual Michael Nyman. Marsh volvería a probar las mieles del éxito con otro documental: Proyect Nim (id, 2011). Ah, ¿adivináis de qué película es también director? The Theory of Everything (id, 2014). Otro ejemplo es el de Andrew Jarecki, cuyo documental de seis partes The Jinx (id, 2015) nació a raíz de su ópera prima de ficción (****)  All Good Things (id, 2010). Sin embargo el proyecto que mas similitudes comparte con Loving es Freeheld (Peter Sollet, 2015), basada en la historia real de una pareja de lesbianas que lucharon para que a una de ellas se le concediera una pensión después de que a la otra le fuera diagnosticada una enfermedad terminal. Jualianne Moore y Ellen Paige son las protagonistas y Ron Nyswaner el guionista, encargado también del libreto de Philadephia (Jonathan Demme, 1993). Drama + basado en hechos reales + homosexualidad + enfermedad. Freeheld está basada en un cortometraje documental del mismo nombre estrenado en 2007.

(*) Su actor fetiche pues hasta el momento ha participado en todos los proyectos del cineasta inclusive su ópera prima Shotgun Stories (id, 2007).
(**) También lo es Colin Firth. No es la primera vez que participa en el género documental como productor. Resulta curioso que dichos documentales tengan un patrón similar: carácter social y reivindicación de los derechos civiles.
(***) Barriendo para casa, una de las inspiraciones de La isla mínima (Alberto Rodríguez, 2014) fue el documental Después de... (Cecilia y José Juan Bartolomé, 1981).
(****) En 2003 dirigió y escribió Capturing the Friedmans, nominado al Oscar a Mejor Documental.

domingo, 26 de julio de 2015

Seis puntos sobre Ricardo

Guilherme Lobo y Fabio Audi son Ricardo y Gabriel en 'A primera vista' (Daniel Ribeiro, 2014)
Con todas mis ganas y todo mi hype fui el pasado miércoles a los Cines Renoir de Madrid para ver Inside Out. Sesión de las ocho de la tarde. Miércoles a.k.a. día del espectador. Verano. Calor. Iluso de mí creer que vería la película sin dificultad alguna. Entradas agotadas. Si hubiera ido acompañado, hubiera optado por esperar a la sesión de las diez de la noche -cuyas entradas también se agotaron al poco tiempo de yo llegar- pero ya que había hecho el viaje, decidí escoger una de las películas que menos tiempo me dejarían en la calle esperando: A primera vista. No el telefilm ESE de 1999 protagonizado por Mira Sorvino -ay, Poderosa Afrodita- y Val Kilmer. Me refiero a Hoje eu quero voltar sozinho (Daniel Ribeiro, 2014) cuya traducción más literal sería Hoy quiero volver solo. En inglés: The Way He Looks. Cierto es que la traducción española, lejos de resultar un ejercicio chapucero e inútil, condensa a la perfección las dos líneas de su premisa: un adolescente ciego que se enamora por primera vez... de un compañero de clase. Vaya por delante que no soy de los apocalípticos creyentes en la idea de que todo se ha contado en el cine. No, señores, Ahí está, por ejemplo, la vasca 80 egunean (José Mari Goenaga, Jon Garaño, 2010) también enmarcada en el género LGTB sobre un romance entre dos mujeres ya entradas en la tercera edad. Cierto es que el título original -Hoje eu quero voltar sozinho- es mucho más fidedigno pues la película brasileña no sólo va sobre el "romance" entre los dos adolescentes sino también el deseo de independencia de un protagonista, acostumbrado a la sobreprotección de sus progenitores, su abuela y su mejor amiga a causa de su minusvalía. Traigo a colación la tercera temporada de My Mad Fat Diary -que, sinceramente, podrían habérsela ahorrado- pues encuentro un discurso similar en ambas. Durante la misma, su protagonista -con tendencias suicidas- es encarada por una psicóloga al explicarle que la adolescente está preparada para dejar terapia pues los problemas a los que se está enfrentando y enfrentará son los de cualquier hijo de vecino: un corazón roto, un futuro universitario dubitativo. En A primera vista -la de 2014, leñe, no la de 1999-  hay una conversación entre padre e hijo en el que el progenitor le insta a no irse a la otra punta del continente americano para dejar de discutir con él y su madre pues es algo por lo que todos los adolescentes pasan. Sean ciegos o no. A primera vista es buena pero no sólo por lo que es sino también por lo que no es: un dramón al estilo Bajo la misma estrella (Josh Boone, 2014). Arriesga en temática -adolescente ciego gay: ¡boom!- y especialmente en un tono optimista que nunca descarrila hacia el vacío melodramático. No arriesga en la forma, todo sea dicho, aunque consigue su propósito: que el espectador desee un desenlace satisfactorio tras las inevitables idas y venidas y malos entendidos propios del drama romántico. Lo más rompedor es evitar clichés y tabúes sobre la ceguera y la homosexualidad y transmitir al espectador la sensación de normalidad. Un ejemplo con  spoiler : El protagonista no sale del armario ante su mejor amiga confesando entre lágrimas "¡Soy homosexual!" sino en el momento en el que le revela que cree haberse enamorado de su nuevo amigo en común. Otro ejemplo: el hostigamiento de los compañeros heterosexuales hacia los dos más-que-amigos se resuelve de forma simple pero efectiva: agarrándose la mano. El corte de mangas avivó el fuego. Y ellos se mueren de vergüenza pues la broma ha tornado ser realidad y ya no mola hacer chascarrillos. Fin de spoilers. Las pocas escenas de alto contenido sexual (no, no hay macarrones+polvo a La Vie d'Adèle) son arrebatadoras y juegan muy bien la baza narrativa de la ceguera: la sudadera, la ducha. La película, por cierto, nació como una extensión del cortometraje del mismo nombre. La banda sonora de la película está compuesta casi exclusivamente por música clásica, la favorita de su protagonista, aunque cuenta con algún que otro título indie como Start A War de The National o There's Too Much Love de Belle & Sebastian. No falta otro clasicazo:  Modern Love de David Bowie, canción que pone punto y final a una historia que hará las delicias a aquellos que busquen soñar despiertos durante hora y media y salir del cine con una tímida sonrisa. Ésta no es la única cinta brasileña actualmente en cartelera pues desde el 26 de junio también puede verse en nuestro país Una segunda madre/Que Horas Ela Volta? (Anna Muylaert, 2015). El verano no es sólo carne de blockbuster.

miércoles, 22 de julio de 2015

La escena (semana 20-26 julio)


Los vídeos sólo pueden verse desde el portal de Youtube | En 10.000 noches en ninguna parte (Ramón Salazar, 2013) Susi Sánchez -nominada a los Premios Goya 2013 como Mejor Actriz Secundaria por dicho papel-  interpreta a una madre un tanto hostigadora y problemática a la hora de ejercer como tal. De ahí que su hijo (Andrés Gertrúdix) escape de la realidad y "viaje" a París y Berlín. Viendo la película, me vinieron a la mente otras madres, la mía y Olive Kitteridge (Frances McDormand, la sheriff rural de Fargo de los Coen), protagonista de la miniserie de HBO del mismo nombre. Otros premios, los Emmy, se han acordado de ella (*) a pesar de que sus cuatro episodios se emitieran durante dos noches de noviembre de 2014, otorgándole seis nominaciones; Richard Jenkins (el eterno patriarca de los Fisher de A dos metros bajo tierra), la propia McDormand, Bill Murray (que se pasea sin despeinarse como secundario de lujo durante los últimos compases de la historia) y la nueva musa indie Zoe Kazan (Ruby Sparks, What If) en el apartado actoral. En el apartado técnico, las nominadas son dos mujeres: Lisa Chodolenko (The Kids Are All Right) en dirección y Jane Anderson en guión como encargada de materializar en televisión la novela homónima de Elizabeth Strout, la cual fue galardonada en 2009 con el Premio Pulitzer. Por ahí pulula como secundaria también Ann Dowd, la cual hizo triplete en HBO el pasado 2014 participando en The Leftovers y True Detective. Uno de los aspectos que más me maravilla de Olive Kitteridge es la banda sonora de Carter Burwell, quien por lo visto, la compuso con la ayuda de la mismísima Frances -en funciones de productora- tras haber coincidido anteriormente en proyectos cinematográficos como Blood simple y Fargo, ambas de los hermanos Coen [Frances está casada con Joel]. Burwell ya había trabajado también con Lisa Chodolenko en The Kids Are All Right y para HBO ya había compuesto la banda sonora de la miniserie Mildred Pierce (protagonizada por Kate Winslet y dirigida por Todd Haynes, cuya Carol revolucionó la última edición de Cannes) y del piloto de Enlightened. Olive es un personaje complejo y duro no sólo con los de su alrededor sino consigo misma. A medida que la historia avanza, uno se da cuenta poco a poco de que su impermeabilidad crece para proteger su vulnerabilidad y reserva su compasión para aquellos igual de rotos y vulnerables que ella. Éste es quizás el mayor escollo de Olive Kitteridge, su protagonista no sólo aparta al resto de personajes sino también al propio espectador; es por ello que la banda sonora resulta imprescindible a la hora de hacer más accesible y comprensible un personaje tan impenetrable. Martha Wainwright forma también parte de la banda sonora aunque de una manera más presencial/física.


(*) Se han olvidado de The Leftovers, cuya primera temporada fue emitida en periodo estival hace un año y su segunda no llegará hasta septiembre. Cierto es que polarizó a la crítica de televisión pero, ¿quién pone en duda la sobresaliente calidad interpretativa de su reparto? Incluso en guión podría haber rascado una nominación con el 1x03, el 1x06 o el 1x09.

martes, 7 de julio de 2015

Mujeres y hombres

"Ah look at all the lonely people..." - Eleanor Rigby [The Beatles] 
Llevo semanas con el apetito de escribir unas líneas sobre The Disappearance of Eleanor Rigby (Ned Benson, 2013). Su estreno comercial en cines españoles no concibió proyectar el metraje original [ni siquiera algún pase exclusivo como sí ocurrió en Estados Unidos], es decir, la versión Him (Él) y la versión Her (Ella), sino la versión amputada: Them. De ahí la tibieza en cuanto a crítica y recepción en otoño de 2014 pues Them había sido despedazada bajo el mismo patrón de las mil y una películas de corte pseudo-romántico procedentes de Hollywood. Sin embargo, la crítica si se había mostrado entusiasmada un año antes en el Festival de Cine Internacional de Toronto ante un largometraje que contaba la historia de un matrimonio truncado por la fatalidad [spoiler: la muerte del primogénito] pero en dos partes, desde la perspectiva de cada uno de ellos. Me vienen a la mente 500 days of summer (Marc Webb, 2009), Rabbit Hole (John Cameron Mitchell, 2010) y Blue Valentine (Derek Cianfrance, 2010); la primera deja claro en sus primeros compases que su historia no es de amor ["This is a story of boy meets girl, but you should know upfront, this is not a love story"], la segunda ["and then what?"] se atreve a hablar de la pérdida de un hijo en el matrimonio y la tercera alterna el pasado y el presente de un matrimonio mal avenido tras un prometedor flechazoThe Disappearance of Eleanor Rigby: Him & Her tiene un poquito de éstas pero marca la diferencia al recurrir al Efecto Rashomon, término que ha conocido la popularidad gracias a la serie de televisión estadounidense The Affair y cuyo origen procede de la película japonesa Rashômon (Akira Kurosawa, 1950). No hace falta decir que en la versión Them -maquetada tras la compra de las originales por The Weinstein Company- no hay ni rastro de dicho juego narrativo. Him & Her se desarrollan durante el mismo periodo pero son narradas desde las diferentes perspectivas de Conor Ludlow (James McAvoy) y Eleanor Rigby (Jessica Chastain), una pareja de recién casados residentes en Nueva Tork que deberán hacer frente a un dramático revés de su nueva vida en común. Mientras Him se centra en la relación desde el punto de vista de Conor y por ende en su círculo familiar, amistoso y laboral, Her hace lo propio desde el de Eleanor y sus más allegados. Desde la experiencia del visionado, cabe decir que me guié por la recomendación de ver primero Him y después Her; mientras la primera no me pareció nada del otro mundo, sí resulta vital para que la segunda cale hondo en el espectador y así éste logre juntar las piezas del puzzle. Excelente. Sin Him, no hay HerLo mejor de la historia no es sólo ella, sino ellas: Eleanor, su madre (Isabelle Huppert), su hermana (Jess Weixler, la Robyn de The Good Wife) y su profesora de universidad: una Viola Davis espléndida, natural y lejos de la histriónica Annalise Keating de How to get away with murder. Es en la interacción entre estas mujeres, cuando la película gana enteros. También, obviamente, cuando Conor y Eleanor se ponen a jugar al gato y al ratón sin que una de las partes sea consciente. Cuando él la busca, ella no se deja encontrar, y viceversa.  Es en las escenas en común, donde precisamente el Efecto Rashomon hace acto de presencia al presentar mínimas divergencias que no afectan al relato  pero sí definen las personalidades de sus dos protagonistas. 




Más mujeres: las de Cloud of Sils Maria (Olivier Assayas, 2014), actualmente en cartelera en nuestro país. Leo que bebe de All about Eve (Joseph L. Mankie wicz, 1950]. Juliette Binoche [¿es o no es la doble de Rachel Griffiths?] da vida a Maria Enders, una actriz de renombre que tras protagonizar algún que otro blockbuster hollywoodiense, se ve en la tesitura de participar de nuevo en la obra de teatro que la encumbró a la fama veinte años antes; si por aquel entonces interpretó a una Sigrid de 20 años, ahora deberá meterse en la piel de una Helena de 40 (*). Kristen Stewart es su asistente personal mientras que Chloë Grace Moretz es la actriz [¿una especie de Lyndsay Lohan?] elegida para dar vida a Sigrid. Resulta difícil acotar Clouds of Sils Maria al contener tantas capas y subtextos pero su gran mérito no sólo es que esté protagonizada por tres féminas sino que aprueba el Test de Bechdel. ¿Lo más divertido? Su lado más meta y autoreferencial al hablar del cine, del teatro, de la fama y del envejecimiento. Las tres actrices parecen reírse de sí mismas. Por cierto, ¿escama que una película sobre mujeres esté dirigida por un hombre?

(*) Sí, es un drama lésbico. Resulta paradójico que por momentos resulte más interesante la historia entre Sigrid y Helena que el espectador no "presencia". Aún así, la delgada línea que separa ficción y realidad parece acabar un tanto difuminada.

lunes, 6 de julio de 2015

La escena (semana 6-12 julio)

Para no gustarme Xavier Dolan, ya le he dedicado tres posts al niño mimado del cine canadiense-francés. Con éste, cuatro. Primero para hablar desde el sarcasmo, la mala baba y el orgullo de no reconocer la maestría del polifacético quebecois, sobre J'ai tue ma mére (id, 2009) y Les amours imaginaires (id, 2010). Después para compararle con nuestros Pedro Almodóvar y Ramón Salazar y más tarde para despotricar sobre Tom à la ferme (id, 2013), su -en mi opinión- único traspiés creativo tras haber visto las cinco películas que conforman una filmografía productiva teniendo en cuenta que su artífice tiene tan sólo veintiséis años. Laurence Anyways (id, 2012) y Mommy (id, 2015) han despojado toda duda personal sobre su maestría. Díscolo, intenso, e inspirado; así es [el cine de] Xavier Dolan. ¿Lo próximo? It's Only The End of the World para 2016 con Marion Cotillard y Lea Seydoux y The Death and Life of John F. Donovan para 2017 con repartazo -Jessica Chastain, Susan Sarandon y Kathy Bates- y producción estadounidenses. Como esta sección aparece y desaparece caprichosamente tal río Guadiana, haré trampa y en vez de seleccionar una escena, elegiré dos. Ambas musicales.


Spoilers ahead | La primera es de Laurence Anyways, con A new error de Moderat, grupo de música berlinés que nació en 2002. Si apelásemos al reduccionismo, la película trataría sobre un hombre transexual que desea ser una mujer. Sí pero no. Laurence Anyways no sólo cuenta el muy progresivo cambio de género de Laurence Aliá (Melvid Poupad) en las décadas de los ochenta y noventa sino la de Fred Belair, la novia del protagonista cuando éste aún es hombre y no le ha confesado un secreto poco acorde con dichos tiempos. Cuando lo hace, ésta decide apoyarle hasta el límite de sopesar su propio cambio de género a hombre. En este caso Xavier Dolan nos cuenta una historia de amor en mayúsculas a lo largo de varias décadas que traspasa el paso del tiempo y de género. Es precisamente la actriz que interpreta a Fred, Suzanne Clément, quién también marca la diferencia en Mommy como vecina de la madre e el hijo protagonistas de la cinta. La relación materno-filial es una de sus tónicas temáticas. Si a nivel técnico, Laurence Anyways ya supone un quebradero de cabeza [y vista] para algún que otro espectador al estar grabada en 4/3, Mommy lo está en 1.1 [Instagram style] pero, y e aquí la magia, durante la película la pantalla se ensancha varias veces hasta el cinematográfico 16/9 junto a temas musicales. Está el manido Wonderwall de Oasis pero considero más efectivo y atrevido el falso flashforward durante los últimos compases del largometraje con Experience de Ludovico Einaudi, compositor y pianista italiano activo desde los ochenta hasta la actualidad, como acompañamiento. Lejos de resultar inútil a la trama y sufrir de "videoclipitis dolanera", estos minutos de "What if?" resultan vitales tanto para lo que se nos ha contado como para lo que queda por contar; un remate final al son de Born to die de Lana del Rey. Si en J'ai tue ma mére  y Les amours imaginaires, hay un desequilibrio entre las escenas musicales y alguna que otra parece un mero acto de exhibicionismo técnico, en Laurence Anyways y Mommy, especialmente en esta última, existe una mayor armonía. Quizás lo que más chirríe del salto a Hollywood del director/guionista/actor es precisamente el ataque -o más bien, "burla"- a Estados Unidos en sus películas.

martes, 30 de junio de 2015

'Vis A Vis', un firme paso adelante

Carlos Hipólito y Daniel Ortiz son padre e hijo en 'Vis A Vis'
Puede que Bajo sospecha y Allí abajo hayan otorgado a Antena 3 mayor alegría en términos estrictamente numéricos durante el último compás del curso televisivo pero Vis A Vis ha logrado varios hitos: hacer frente a Supervivientes a pesar de la sangría de espectadores en su traspase del lunes al jueves, atraer al espectador-seriéfilo más exigente a la pantalla del televisor y el renacimiento de su productora Globomedia a la hora de ofrecer un thriller dramático carcelario en el que el recién nombrado 'síndrome Breaking Bad', en clara alusión a la serie de televisión estadounidense, ha hecho acto de presencia en el hogar de los Ferreiro. Leopoldo (Carlos Hipólito, la voz de Cuéntame cómo pasó) y Román (Daniel Ortiz) se han erigido como una especie de wannabes cañís Walter White y Jesse Pinkman al intentar sacar de la cárcel a Macarena (Maggie Civantos).

martes, 23 de junio de 2015

'Sin Identidad' ni complejos

Diana Palazón (Belén) y Lydia Bosch (Luisa) protagonistas de la trama lésbica de 'Sin Identidad'
Números y audiencias empañarán su valoración pero Sin Identidad, a falta de tres episodios para su final definitivo el próximo miércoles 8 de julio, se postula como un hito de la ficción española más reciente gracias a una segunda temporada capaz de aprovechar todo el potencial de la primera. No sólo se ha logrado casar el thriller más oscuro y el drama familiar más folletinesco sino también se han explorado territorios temáticos poco abordados en el panorama televisivo como la homosexualidad femenina, la prostitución, la drogadicción e incluso la corrupción político-empresarial sin haber perdido el motor narrativo y el foco de atención: la venganza de María Fuentes contra Enrique Vergel. Megan Montaner, en veintitrés episodios, ha demostrado con creces merecer el protagonismo de una serie de prime-time pero la gran revelación, sin lugar a dudas, ha sido el personaje de Amparo y por ende Verónica Sánchez, papel difícil de imaginar en otra piel.

miércoles, 17 de junio de 2015

Pan y circo

Verónica Sánchez brilla con luz propia como Amparo en Sin Identidad





Según el Teoroma de Thomas, principio fundamental en sociología, "si las personas definen las situaciones como reales, éstas son reales en sus consecuencias"; de un tiempo a esta parte se habla de un resurgimiento y una mejora de calidad de la ficción nacional televisiva tras años de poca ventura e innovación frenadas por una crisis económica -y por ende de inversión publicitaria- amiga del apostar por lo malo conocido en vez de lo bueno por conocer. El hecho de que medios y críticos especializados en televisión hayan comenzado a fijarse más en el producto nacional, valorarlo y ensalzarlo -dentro todavía de unos estándares- puede que haya sido un factor clave a la hora de ver la luz proyectos como Refugiados, El Ministerio del Tiempo, Vis A Vis y Sin Identidad cuyo éxito no sólo radica en los números de audiencia sino en el salto conceptual y creativo que suponen: ciencia ficción, thrillers carcelarios y dramas familiares que de una vez por todas se desligan del lastre de la dramedia, del multitarget y de la Señora de Cuenca.

lunes, 15 de junio de 2015

Alberto Rey, de columnista de series de TV a escritor de literatura femenina


David escribe novelas de segunda fila (y alguna otra cosa más) cuando recibe un encargo muy particular: fabricar a la protagonista perfecta. Y con la ayuda de cinco mujeres reales ---una escritora, una editora, una productora de televisión, una ministra y una actriz---, ha llegado hasta Amanda.

Sin embargo, les ha salido de todo menos perfecta: incoherente, neurótica, frívola y bastante mentirosa. ¿Un fraude? Depende de cómo se mire. ¿Un insulto? Eso creen algunos. ¿Una chica como tú? No, eso no. O a lo mejor sí.
Alberto Rey (@Albertoenserie) escribe en muchos sitios y de muchas cosas, pero sobre todo de televisión en su columna Asesino en serie de El Mundo. Ni rubia ni pelirroja es su primera novela y Amanda Tejedor su primera heroína trágica.

domingo, 7 de junio de 2015

Relatos Cortos (XXI)

Me contaron que habías muerto hacía una semana; ya había pensando en ti el día anterior a la noticia cuando llegué a la calle de tu vivienda -y la mía, al otro lado de la acera-. No hizo falta preguntar para que me contaran qué había ocurrido, mi madre incluso presenció la salida del cuerpo ya inerte. Me contaron que mi hermana escuchó su tan típico sollozo melodramático sin lágrima alguna y la encontró asomada al balcón con la mirada fija en el des(en)tierro. La última vez que miré a tus ventanas -elucubrando la escena, el drama- dos semanas antes, noté que en la calle había un mayor número de coches de lo normal. Eran familiares y amistades que iban a despedirse de ti por última vez (con vida). Me llamó la tentación de pulsar el timbre e ir escaleras arriba tras la pertinente invitación -"Hombre, Óscar, pasa por favor"-. ¿Pero quién era/soy yo para interrumpir en la vigilia del despedido? Un mero vecino al que muchas veces ni siquiera reparabas en saludar. Me contaron que mis padres fueron a tu velatorio -desconozco si al entierro- y que incluso mi señor padre lloró. Nunca tuvieron una estrecha relación como vosotros; tú, tu marido, tus tres hijos. Me pregunto qué será de ellos; cómo, en plena adolescencia, un hombre logrará sacarlos adelante con el insoportable peso de tu fantasma a sus espaldas. Sospecho -llámame monstruo- que querrían que tu agonía cesara y así todos descansar -en espacios y tiempos distintos- de un cáncer vivido a cuatro. Pero, sospecho también, que ahora estarán arrepintiéndose cada segundo de aquel comprensible deseo de cierre. No era morbo lo que acarició el impulso de despedirte y darle el pésame a tu familia; era lo que nos había unido hacía unos años atrás, ¿recuerdas? Yo siempre lo haré. Aquella noche no hubo luna llena, la de tu muerte tampoco. Y ahora intento visualizar la última vez que te vi y fallo, y vuelvo a fallar. Pero lo que más rabia me da es que ésto no sea ficción.

Bon voyage.

sábado, 23 de mayo de 2015

La Gran Marcha / La Gran Mancha


Los finales diametralmente opuestos de Mad Men y A dos metros bajo tierra [comparación absurda pero muy personal], la lectura de La insoportable levedad del ser de Milan Kundera a propósito de su referencia en Todas las canciones hablan de mí de Jonás Trueba, el fin del visionado de la [exquisita] filmografía de Julio Medem, nuevas series españolas [Vis A Vis, Sin Identidad, Refugiados] y desvaríos personales reflexivo-estúpidos. Cajón de-sastre resultado de una amalgama de opiniones.

jueves, 21 de mayo de 2015

‘Autómata’, la fidelidad del séptimo arte a las leyes de la robótica

Antonio Banderas as JACQ VAUCAN and Robert Forster as ROBERT BOLD in AUTOMATA.
Photo courtesy of Millennium Entertainment
Publicado originalmente en Infoactualidad el jueves 21 de mayo de 2015 | Autómata (Gabe Ibáñez, 2014), sale a la venta en DVD/Blu-Ray el próximo mes de junio tras su estreno en cines el pasado 23 de enero. Con motivo de su lanzamiento, fue organizado el re-estreno de la película en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Antonio Banderas, ciencia ficción, distopía y robots son sus principales ingredientes.

lunes, 11 de mayo de 2015

Simbología: Alan Ball y Julio Medem

Fotograma del episodio 5x11  'Static'  de 'Six Feet Under' | Claire (Lauren Ambrose) 
Aviso: ¡spoilers! | Partiendo de la lectura de Imágenes y Símbolos. Ensayos sobre el simbolismo mágico-religioso (Mircea Elíade) y La estructura de los símbolos (Eva Aladro), el propósito de este ensayo es teorizar y reflexionar sobre el simbolismo del color (más allá del blanco y el negro, protagonistas de uno de los pasajes del ensayo de Mircea Elíade) en la película American Beuty (Sam Mendes, 1999) y la serie de televisión A dos metros bajo tierra (Allan Ball, 2001-2005); y el simbolismo del cine de Julio Medem cuyo máxima parece regirse por el “fenómeno de sincronicidad”, es decir, el simbolismo absorbe hechos, situaciones y azares dentro de su estructura de uniones. Todas las películas de Medem están sujetas a una cadena de coincidencias significativas unidas en un conjunto con densa significación. El símbolo expresa, contiene e incluso supera dicho fenómeno significativo. 

jueves, 7 de mayo de 2015

Los ‘Refugiados’ viajan desde el futuro para quedarse en laSexta

Natalia Tena es Emma en Refugiados
Publicado originalmente en Infoactualidad el jueves 7 de mayo de 2015 | Refugiados, la nueva apuesta por la ficción nacional de laSexta en coproducción con la BBC, mostró sus dos primeros episodios este martes 28 de abril en la sede madrileña de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España gracias a un evento organizado por BirraSeries y Atresmedia. Mario López, director de Antena de laSexta, y Ramón Campos, coproductor ejecutivo y coguionista de la serie, acudieron. Su estreno multicanal será la noche del jueves 7 de mayo. En inglés, ciencia ficción y cincuenta minutos de duración son sus principales bazas.

viernes, 1 de mayo de 2015

Daniel Guzmán muestra su ópera prima ‘A cambio de nada’

(De izq. a dcha. Daniel Guzmán e Ildefonso Soriano)
Publicado originalmente en Infoactualidad el jueves 30 de mayo de 2015 | Tras su exitoso paso por el Festival de Málaga de Cine Español, A cambio de nada (Daniel Guzmán, 2015) ha sido proyectada en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid este  27 de abril, días previos a su estreno en salas comerciales, el próximo 8 de mayo.  El director y guionista novel, recién llegado de la ciudad malagueña, acudió al posterior coloquio con los estudiantes.

miércoles, 29 de abril de 2015

Hagai Levi viene a España para hablar sobre sus series ‘Be'Tipul’ y ‘The Affair’

Con motivo de la master class (clase magistral) de Hagai Levi que tuvo lugar el sábado 18 de abril en Madrid organizada por el sindicato de guionistas ALMA, Giro de Guion entrevista al creador y director de la serie de televisión israelí Be'Tipul y co-creador y co-productor de la estadounidense The Affair cuya primera temporada se estrenó durante el otoño de 2014 y es emitida en España a través de Movistar Series.

‘Caída’, una supervivencia anacrónica



Publicado originalmente en Infoactualidad el martes 28 de abril de 2015 | Tras cursar la modalidad de Bachillerato de Artes con la mirada puesta en el futuro del diseño, Andrés Jiménez Talavera (20 abril 1992), autor del ebook ‘Caída’, optó cursar un Grado Superior de Realización de Audiovisuales y Espectáculos donde aprendió a escribir guiones y el tratamiento de personajes y tramas. Durante las prácticas en la productora audiovisual OPH comenzó a elucubrar una novela a raíz de un relato corto. Actualmente compagina la escritura de la segunda parte de `Caída´ con trabajos puntuales de cámara y montaje.

viernes, 24 de abril de 2015

Relatos Cortos (XX)

Y hoy, un mes más tarde, logro perdonarte. Vale: "perdonarte". Soy el narrador en primera persona, ¿lo recuerdas? Hago y deshago la historia a mi antojo. Toda historia de amor tradicional tiene dos versiones. No puedo contar la tuya pero sí la mía. Tu familia me odiará. Mi familia ni siquiera recordará tu nombre; quizás mi señor padre recuerde tu número de pie. Lo adivinó cuando, por sorpresa y sin premeditación, llegó antes de lo esperado a casa contigo y conmigo en la bañera con el agua hasta los hombros. Hablando sin necesidad de tener sexo. Nuestra historia -nuestro guión- no requería sexo salvaje. Nunca lo tendríamos. Mi señor padre vio aquellos zapatos de vestir, tan horrorosos, pero tan cómodos para tu número 40ymuchos. Siento no recordar el número exacto de pie, la memoria falla. El corazón también, lo has/hemos comprobado en tus/mis/nuestras propias carnes. ¿Y quién es víctima y quién es verdugo? ¿Quién decide su rol? ¿Nosotros mismos? ¿Nuestros más allegados? ¿El tiempo? Espera, contesto: yo soy el verdugo. Para ti. Para tu madre. Para la mía. Para aquellos amigos ("amigos") que me tachan de bipolar por romper nuestra relación. "Relación". Por romper todas y cada una de las relaciones que me ofrecieron una vida en pareja. Amor había. Agallas no. A excepción de aquel límpido hijodeputa que me rompió el corazón en el momento más delicado de mi corta existencia. ¿Qué prefieres que escriba?, ¿que yo te rompí el corazón? Lo hago. Lo reconozco. Lo hice. Necesitaba desaparecer. Necesitabas desaparecer. Necesito construir un futuro. Necesitas construir tu futuro. En Londres, en Berlín o en Madrid. Pero sin mí. Sin depender de la existencia de un límpido hijodeputa como yo. Te quise. Te dejé de querer. Te volví a querer más que nunca. Y volví a dejarte de querer. ¿Y ahora? Mentiría al decir que no profeso cariño hacia ti. Pero no el suficiente como para retomar el contacto por tercera vez. El daño está hecho. La cicatriz también. Mi versión acaba aquí. No tuvimos todo el tiempo del mundo que dedicarnos. Fallé (en mi predicción). ¿Recuerdas aquel tango? Siempre te quejaste de que nunca te volví a besar como la primera vez. Tan apasionadamente como si no hubiera mañana. Y es que, querido, no lo había:
Le besó su párpado derecho. La palabra, como mero trámite de arbitraje, brilló por su ausencia pues no hizo falta ninguna. Aquel tango corporal entre los labios del emisor y el párpado derecho del receptor fue mensaje y canal simultáneamente. Fue un canto sin letra a la imperfección. Al compás de una despedida atemporal, su futuro en común se expandía en el horizonte pues aquellos dos recién estrenados amantes tenían todo el tiempo del mundo que dedicarse.

domingo, 19 de abril de 2015

'The Jinx' & 'Serial', o cómo un nuevo estilo de narrativa sobre crímenes reales rompe las reglas del periodismo tradicional

Entre otoño de 2014 e invierno de 2015 un programa de radio (Serial) y un documental (The Jinx) han dado mucho de qué hablar en la blogosfera seriéfila española y páginas webs estadounidenses especialistas en analizar ficción cuando paradójicamente ninguno de ellos son series de televisión. Más allá de sus títulos -ambiguos a la vez que precisos- quienes más ruido han generado han sido sus protagonistas directos (Adnan Syed y Robert Durst) e indirectos (Sarah Koenig y Andrew Jarecki). Adnan Syed lleva doce años en prisión por el asesinato de su ex-novia en 1999 cuando ambos eran adolescentes. El multimillonario Robert Durst, hasta la emisión de la última parte del documental, había escapado de la ley tras ser sospechoso de la desaparición de su primera mujer en los años 80, el asesinato de su mejor amiga Susan Berman en 2000 y el de su vecino Morris Black en 2001. Sarah Koenig, periodista de ABC News y The New York Times, proviene del podcast This American LifeAndrew Jarecki es director de cine y responsable del documental Capturing the Friedmans (id, 2003) y la película All Good Things (id, 2010), la cual aborda, bajo el lema "basada en hechos reales", el matrimonio entre Robert Durst y Kathleen McCormack, interpretados por Ryan Gosling y Kirsten Dunst respectivamente. The Jinx nació tras Bob ver la película y contactar con la productora bajo el deseo de una entrevista con Jarecki. Serial nació después de que Rabia Chaudry, abogada y amiga de la familia Syed, presentara el caso a Koenig.

jueves, 16 de abril de 2015

Relatos cortos (XIX)

Aquella mañana, se despertó de la misma manera que se durmió, con el repiqueteo de la lluvia. Notó un dolor de cabeza propio de la brusquedad del cambio temporal. También cierto poso de ansiedad e inmediatamente recordó que aquel día, 16 de abril, sus dos madres cumplían 55 años. Una de ellas estaría en la planta baja de su casa desayunando con la radio encendida como si fuera un día más, ¿la otra? Lo desconocía por completo, elucubrar no era una opción y el corazón le insistía en llamar, en saber de ella. Tras descubrir cómo poder establecer una conexión telefónica entre un universo y otro, se dejó llevar por aquel ímpetu matutino -tan propio de la noche- y llamó a una casa que un día fue su hogar.

-¿Sí?
-¡Felicidades Mamá!
-¿Quién eres?
-Tu hijo.
-Anda, pensaba que era tu tía.
-[...]

Y colgó.

martes, 14 de abril de 2015

Isabel Vázquez presenta 'Me llamo Peggy Olson' en el último BirraSeries Madrid

Isabel Vázquez | Fotografía: Santiago García de Leániz
La última edición madrileña de BirraSeries tuvo como protagonista a Isabel Vázquez con motivo de la presentación de Me llamo Peggy Olson (Colección Series B, Editorial B), un ensayo sobre el personaje femenino homónimo interpretado por la actriz Elisabeth Moss en la serie de televisión Mad Men, cuya segunda parte de su séptima y última temporada arrancó el domingo 5 de abril en Estados Unidos y finalizará el 17 de mayo. Canal+ Series la emite cada lunes siguiente a las 21.30 en Versión Original Subtitulada (VOS).

viernes, 10 de abril de 2015


A jueves 9 de abril de 2015. Se acercan las diez de la noche, aún sigo fuera de casa, camino hacia mi hogar, en el Cercanías. Parada en Atocha, mientras escribo estas líneas, ¡maldita sea! Escenario de despedidas: Miguel en 2011 (y 2013), Manuel en 2012, Benjamin en 2014. Lección aprendida: no hurgar en el pasado. Ahora vivo en la otra punta de Madrid, en Pinto, con otro Óscar y dos Esther(es); una nueva vida, un nuevo yo. Aquel que dejé de ser o nunca fui, a decir verdad. Mi día ha sido una sucesión de golpes de -mala- suerte: he "perdido" el móvil -¡me importa una mierda!- y mi bloc de notas -mi YO- lleno de apuntes de clase y declaraciones de entrevistados. Sin embargo he disfrutado de dos entrevistas a cantantes de música -locales, ¡vale!, ¿y?- y la presentación de Me llamo Pegy Olson, un libro que simboliza mi pasión por el periodismo, las series de televisión, Mad Men,... y por la literatura pues algún día -muy, muy lejano- me gustaría escribir mi propio libro, aquella novela de ciencia ficción que empecé a maquinar en mi cabeza bajo el pretexto de liberar mi dolor emocional y hablar sobre ello en tercera persona pero sabiendo de lo que uno hablaba: la mortífera incertidumbre. Empecé Mad Men con 17 años, antes de viajar durante tres semanas a Estados Unidos en 2011, y finalicé sus cuatro temporadas al volver... con el verano a la vuelta de la esquina. Disfruté, como nunca lo había hecho antes con esta serie, de su quinta temporada en época de pre-selectividad; vi la sexta sin pena ni gloria -era un zombie empastillado de antidepresivos- pensando en mis dramas personales... pero volví a disfrutar de la séptima como si nada malo hubiera ocurrido. 2015, ¡han pasado sólo cuatro años!, parece una eternidad pero a la vez una nimiedad. Aquí estoy, despidiendo Mad Men, despidiendo de una vez por todas mis vicios melodramáticos de enfermo post-adolescente. Hay vida después de Mad Men pero sobre todo hay vida después del coma de la depresión y la psicosomatización. ¿Olvidaré? No. Nunca. ¿Me perdonarán aquellos a los que herí casi de muerte? Siento el desprecio selectivo de mi memoria explícita y a largo plazo pero he olvidado nombres y detalles. Recordar duele. Lo prefiero. Éso es que estoy vivo. Éste no es el principio del final, ¡todo lo contrario!, el final del principio. Parada en Pinto, me apeo del convoy, me dirijo a las escaleras provisionales -están construyendo un ascensor- y me topo con un individuo del que soy incapaz de adivinar el género, cubierto por una manta isotérmica y rodeado de miembros del Samur. Varias mujeres se preguntan entre ellas si está muerta. Género descubierto. Me juro a mí mismo no girar la cabeza mientras subo los peldaños. Ese ¿cadáver? soy mi antiguo yo del que no quiero volver a oír jamás. Concilio el sueño a medianoche pero opto por madrugar para recuperar mi móvil y mi bloc de notas. Escucho Izal en Radio3 mientras devoro Me llamo Peggy Olson en el tren, ¡espera!, ¿qué es eso? FELICIDAD.

Y ahora sólo queda la marca
que ha dejado el paso del tiempo.
Ciertas formas de movimiento..
un recuerdo, un acto reflejo.

Adiós al pánico práctico de habernos encontrado.
Adiós al vértigo de vernos coincidiendo en el espacio.
Adiós, adiós..que no volvamos a vernos nunca, nunca, nunca!!


[Pánico práctico - Izal]

Para Mila, con la que compartí mi afición a Mad Men en el momento más delicado de mi vida. 
Un beso, si me oyes, mándame tú otro.

sábado, 4 de abril de 2015

Relatos cortos (XXVIII)

No importaba cuantos hombres hubieran pasado o fueran a pasar por su lecho, aquel sexo desposeído de cualquier tipo de sentimiento afectivo no difuminaría dicho recuerdo. Uno que mejor no remover, pues como la mierda, cuanto más se movía, más olía. La experiencia le había enseñado que la mejor forma de vivir con el pasado no era evitarlo, tampoco cambiarlo, sino aceptarlo y convivir con él lo mas armoniosamente posible. Tras dos años de idas y venidas online que no condujeron a ningún encuentro físico, ambos ex-amantes finalmente se rencontrarían en la misma vía donde se despidieron bajo el firme deseo, que no promesa, de volverse a ver sólo si el destino lo dictase. No fue así pues ambos continuaron buscándose. ¿El problema? El eterno: cuando uno le buscaba, el otro no dejaba encontrarse, y viceversa. Sus intereses; ya fueran de índole amorosa, sexual o desconocida y no compartida por el sujeto en cuestión, no volvieron a coincidir. Como dos líneas paralelas que fueron perpendiculares años luz atrás. ¿Cuánto habría que esperar para un hito de tal magnitud? Cuanto más tiempo pasaba, menos probabilidades de unirles en el mismo escenario, en los mismos espacio y tiempo, el mismo deseo: contemplarse vivir mutuamente. Aquel encuentro, exento de casualidad alguna, dejó la herida más abierta aún. Una que nunca cicatrizaría pero en sus manos estaba no agravar el corte. Había dos caminos pero libres de medias tintas: la eternidad. En equipo. O en solitario. Era hora de apostar por el caballo ganador.

viernes, 3 de abril de 2015

Próspero 2015

(De izq a dcha) Aura Garrido, Rodolfo Sancho y Nacho Fresneda en El Ministerio del Tiempo (TVE)
Nuevos aires parecen soplar en la ficción española pues el público ya no apoya en masa productos de corte extremadamente familiar y blanco como Algo que celebrar cuyo último antecedente similar sería Familia. Tampoco es que otros productos como Víctor Ros o Alatriste, dramas de época y aventura, hayan sido el summum del éxito. En cambio, Velvet se ha consolidado en su segunda temporada como la reina de la casa de Antena 3, nunca bajando de los 4 millones de espectadores -a excepción de dos ocasiones-  y Cuéntame Como Pasó continúa dando guerra en La 1 a pesar de la aplastante competencia del resucitado Gran Hermano Vip. Desconozco cuánto tiempo han copado mayor tiempo en pantalla, si la familia Alcántara o el clan Esteban-Janeiro. El Príncipe, El tiempo entre costuras Velvet dieron un golpe en la mesa en cuanto a temática y audiencias la pasada temporada televisiva 2013-2014; este curso ninguna primeriza ha logrado dicho estatus.

miércoles, 1 de abril de 2015

José Mª Goenaga muestra '80 egunean' en la Sala Berlanga

[De izq. a dch.] José María Goenaga y Laura Freixas | Fotografía: Óscar Rus
Publicado originalmente en Infoactualidad el martes 31 de marzo de 2015 |Tras su estreno comercial el 21 de mayo de 2010, 80 eguneanvolvió durante un día a una sala de cine gracias a SGAE, sociedad promotora del ciclo 'Amigas' celebrado en la Sala Berlanga de Madrid entre el 22 y 27 de marzo con motivo del Mes Internacional de la Mujer. Tras la proyección de la película vasca, su codirector y coguionista José María Goenaga conversó sobre la misma con la organizadora del evento, Laura Freixas, y el público.

martes, 31 de marzo de 2015

Juanma Nogales y Carlos Puchol visitan 'Los Martes de Dama' para hablar sobre efectos visuales

[De izq. a  dch.] Juanma Nogales, Joaquín Górriz y Carlos Puchol / Fotografía: Óscar Rus
Publicado originalmente en  Infoactualidad el miércoles 31 de marzo de 2015 | 'Todo lo que guionistas y directores deben saber sobre los efectos digitales en cine y televisión' fue el nombre de la última edición de 'Los Martes de Dama' en la Cineteca de Madrid donde los supervisores de efectos visuales Juanma Nogales y Carlos Puchol fueron entrevistados por Joaquín Górriz, guionista de series de TV y socio de DAMA, entidad organizadora de la actividad con la colaboración de Bloguionistas.

domingo, 29 de marzo de 2015

La escena (semana 23-29 marzo)






Jonás Trueba vuelva a los ruedos con Los exiliados románticos (id, 2015) tras llevarse de gira a Los ilusos (id, 2013) dentro y fuera de España durante dos años. Con él repiten Vito Sanz, Francisco Carril e Isabelle Stofelle. Se trata de un drama sobre la amistad producido por 'Los ilusos films' que se estrenará, esta vez sí de forma comercial en salas de cine, con la llegada del verano. Su primera parada será el 24 y 25 de abril en el Festival de Málaga de Cine Español. Con motivo del regreso de la sección, en vez de un vídeo, dos (y el póster de regalo): el tráiler de la película y el videoclip de Oda al amor efímero (Tulsa), canción y banda sonora. Más: links del blog sobre Todas las canciones hablan de mí (id, 2010) y Los ilusos aquí y aquí.

jueves, 26 de marzo de 2015

Doc Pastor presenta su ensayo sobre la serie británica 'Doctor Who'


Publicado originalmente el miércoles 25 de marzo de 2015 || Con motivo del lanzamiento de su último libro Doctor Who. El loco de la cabina, su autor Doc Pastor y el productor y guionista de series de televisión, Javier Olivares (IsabelVictor RosEl ministerio del tiempo), se citaron con el público aficionado de la longeva y emblemática serie de la televisión pública británica Doctor Who para su presentación y la firma de ejemplares.