Empecé este blog con 16 años y otro nombre ('Dime que series ves y te diré cómo eres'). En un principio solo hubo cabida para las series de televisión pero más tarde decidí ampliar el contenido a todo aquello que contase con un mínimo de guion/ficción, ¡incluso la propia vida, señorxs! Decía Susan Sontag en 'Contra la interpretación': "En las buenas películas existe siempre una espontaneidad que nos libera por entero de la ansiedad por interpretar". Carrie Bradshaw decía en 'Sexo en Nueva York': "I couldn't help but wonder...". Bienvenidxs. Contacto: oscarrusvicente@gmail.com



martes, 3 de noviembre de 2015

Colomo se toma la revancha con 'Isla bonita'


Publicado originalmente en Infoactualidad el domingo 1 de noviembre de 2015 | Fernando Colomo, tres años después del estreno de La banda Picasso, vuelve al panorama del cine español con Isla bonita, película que cabalga entre la ficción y la biografía que además de dirigir ha coescrito y coprotagonizado con la debutante Olivia Delcán y el creativo publicitario Miguel Ángel Furones. Su estreno en salas comerciales será el próximo seis de noviembre.
Tras presentar hace casi tres años La banda Picasso (id, 2012), Fernando Colomo, denominado como uno de los modelos de la “Nueva comedia madrileña”, ha vuelto a la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid para presentar Isla bonita (id, 2015) ante su inminente estreno en cines el próximo seis de noviembre. Junto a él, Olivia Delcán y Miguel Ángel Furones, coguionistas y coprotagonistas de la cinta y también asistentes al pre-estreno, han hablado sobre esta dramedia romántica de marcado carácter autobiográfico.
En Isla Bonita, Fernando Colomo da vida a Fer, un veterano y enamoradizo realizador publicitario venido a menos que viaja a Menorca bajo el pretexto de visitar a su amigo Miguel Ángel. Sin embargo, ante el imprevisto de la visita de la madre y los sobrinos de la mujer de Miguel Ángel, Fernando acabará hospedándose en casa de Nuria, una escultora antisistema que vive con su hija adolescente, Olivia. “Todo lo que he grabado era verdad”, comenta Colomo, quien, al igual que su personaje en película, ha trabajado como realizador de publicidad.
La frontera entre realidad y ficción
“Llevaba treinta años intentado hacer esta película”, confiesa el director. El madrileño quería hacer una película familiar pero cuya concepción y producción respondieran a un canon especial, diferente. “Queríamos una cosa de inmediatez, a las bravas y a lo bestia”, (sic), reconoce su máximo responsable. Al no querer que el guion sufriera cambios, se decidió que no habría; tan sólo una escaleta de quince páginas que detallara mínimamente las escenas. “No sabíamos lo que iba a pasar”, declara la protagonista femenina de Isla bonita, Olivia Delcán. Colomo quería ir a contracorriente de lo actualmente dictado: no marcar variables como la entonación o la posición. Su deseo era poner la cámara al servicio del actor.
Si hubiera que hablar de influencias y aunque el cineasta reconoce admirar y seguir la filmografía de Woody Allen, su mayor fuente de inspiración a la hora de haber dado forma a su personal isla ha sido el también estadounidense Louies C.K., y en concreto su serie de televisión Louie.
Miguel Ángel Furones, comenta jocosamente ser la joven promesa de Isla bonita, al ser su primera incursión en el cine tras dedicar 46 años de su vida a la publicidad. Agradece efusivamente la propuesta de su amigo Colomo, aunque reconoce que “me acochiné”. Pero también le ilusionó y ahora está encantado. “Hay escenas en las que sí estaba escrito el guion” revela. La amistad entre ambos “se remonta a toda una vida”, afirma el creativo publicitario y también escritor.
Por su parte, Olivia Delcán, la verdadera joven promesa y ex estudiante de periodismo en la Facultad de Ciencias de la Información, subraya la libertad creativa; le sorprendió la confianza que el cineasta depositó en ella. Sobre su desnudo integral y frontal en la película, recalca: “Es Menorca, lo de ir en pelotas lo hace prácticamente todo el mundo. Era un equipo pequeño”, añadiendo que no lo pensó mucho ni le dio importancia. Sobre el amor a tres que vive su personaje, ecos de Jules et Jim de François Truffaut o The dreamers de Bernardo Bertolucci, opina que “es un reflejo de lo que podría pasar hoy en día. Es una propuesta”. La veinteañera se ha divertido en cuanto a los paralelismos entre realidad y ficción: “Me ha sorprendido lo buena actriz que es mi madre [Nuria Román]”. Reconoce, eso sí, que “no nos hemos llegado a mojar del todo”.
Los personajes que han desarrollado los actores de Isla bonita son muy próximos a ellos mismos; de ahí la facilidad a la hora de improvisar a partir de una escaleta de quince páginas. Para ello, según Olivia Delcán, había que tener muy presente los vínculos entre los personajes y qué había pasado entre ellos. “Escuchar al otro actor y tener el objetivo claro”, especifica. “Había una gran confianza en los actores-personajes”, declara Colomo, cuya meta era conseguir sacar lo que ellos tenían en la cabeza al aprovechar sus relaciones de verdad. Éste se compara a un vampiro que les ha sacado hasta los higadillos. El único personaje totalmente ficticio es de la mujer de Miguel Ángel interpretado por Lilian Caro, a la que el director considera una actriz con gran capacidad de improvisación.
Contra viento y marea
Para Furones, Fernando Colomo ha apostado por la libertad, la juventud y la pasión, por gente joven y estudiante detrás de las cámaras. “Lo primero es la pasión, Colomo luego ponía el conocimiento”, afirma el publicitario.
Aunque Isla bonita resulta muy normal en la forma (como comedia), su director cree que es cine muy experimental. “He comprobado que cada vez es más difícil hacer cine de autor en España, que no te cambien la película”, se sincera. En 1977 cuando rodó su primer largometraje Tigres de papel, nadie le decía que había cambiar el guión o a los actores. Según él, las televisiones se han convertido en los grandes productores y los directores en meros intermediarios. Isla bonita es su revancha.
En cuanto a la presencia de varios idiomas en la película -el ejemplo más reciente es Los exiliados románticos de Jonás Trueba- a Colomo siempre le ha gustado dar diversidad lingüística a los personajes. “Eso es Menorca. En una comida o cena cada uno habla su idioma. A Menorca no han llegado las murallas lingüísticas”, sentencia Miguel Ángel Furones.
A lo largo de casi cuatro décadas, Fernando Colomo ha visto cómo ha cambiado la forma de rodar con más medios y la formación de una industria cinematográfica. “Antes siempre faltaban planos incluso en películas de Pedro Olea”, se resigna. Critica sin embargo que en el pasado había mayor libertad en comparación con el cine encorsetado y polarizado de hoy día, dividido entre aquellas películas apoyadas por las televisiones (de carácter comercial y gran promoción) y aquellas cuyo lanzamiento es distinto al no haber un planteamiento comercial a priori. Éste es el caso de Isla Bonita, cuyo estreno será el  seis de noviembre gracias a la distribuidora Surtsey Films.