Comencé en ésto de blogger con 16 años pero no le di vidilla al blog hasta los 18 tras empezar la universidad. En un principio sólo hubo cabida para series pero luego expandí la temática a todo aquello que tuviera un mínimo de guión/ficción; ¡hasta la propia vida, señoras! Decía Susan Sontag: "En las buenas películas, existe siempre una espontaneidad que nos libera por entero de la ansiedad por interpretar". Bienvenidas. Contacto: oscarrusvicente@gmail.com

viernes, 23 de enero de 2015

Alberto Rodríguez y Rafael Cobos presentan el guión de ‘La Isla Mínima’

Publicado originalmente en Infoactualidad el jueves 22 de enero de 2015 | Este martes ha tenido lugar en el café & librería 8 y medio la presentación del guion de La Isla Mínima cuya edición corresponde a la recién fundada editorial 70 teclas.  Contiene prólogos escritos por los actores Raúl Arévalo y Javier Gutiérrez, presentes en el acto junto al guionista de la editorial Carlos López, el director de la película Alberto Rodríguez y el guionista Rafael Cobos.
Precedido por el reconocimiento de los Premios José María Forqué aLa Isla Mínima (Alberto Rodríguez, 2014) como mejor película y mejor actor (Javier Gutiérrez), el Goya parece estar cada vez más cerca. Desde su estreno el pasado 26 de septiembre, no sólo ha cosechado éxito crítico –desde el festival de San Sebastián-, también público, pues la película continúa en la cartelera de múltiples salas de cine. Es por ello que 70 teclas eligió dicho guión para su publicación cuya presentación en “petit comité” tuvo como escenario el 8 y medio donde sus responsables hablaron largo y tendido a cerca del proceso de creación y escritura.
Alberto Rodríguez afirmó durante el coloquio haber estado “ocho años dando vueltas al guion”. ¿El germen? Unas fotografías de las Marismas de los años 90 cuya apariencia, según él mismo, parecía más propia de la década de los 70 reflejando “formas de vida ancladas en el pasado”. Fue en 2001, sin aún haber conocido a su compañero de faenas, cuando pensó en la Marisma del Guadalquivir como una “idea de un decorado estupendo”. Según Rodríguez y Cobos, sus sesiones de trabajo consistieron en reunirse durante un mes y medio en una cafetería para la recopilación del tema. “El propio territorio empezó a contarnos historias”, matizó Rafael Cobos.

En un principio, allá por 2005, iba a ser un thrillerambientado en los 90 con sólo un policía; aquella versión se trataría de la primera de hasta diez modificaciones. Sin embargo, tras el proceso de “llenar el saco”, el binomio guionista paró al ver que la historia no avanzaba. “Faltaba chicha”, según Cobos.  Chicha que llegó con obras literarias y audiovisuales como Por el río bajo (Alfonso Grosso y Armando López Salinas), un libro de viajes que no sólo recorría el camino del Guadalquivir de 1960 sino también documentaba sobre una época y retrataba un paisaje cuya atmósfera rezumaba realismo social; y con el documental Después de… (Cecilia y José Juan Bartolomé, 1983). A pesar del vaivén creativo, director y guionista, coincidieron desde un principio en la desaparición de mujeres para vertebrar la historia.
Al cabo de cuatro o cinco meses, escribieron en conjunto el argumento de La Isla Mínima –de unas 60 páginas-; fundamental pues contenía ya diálogos clave de la misma. Sin embargo para la escritura formal del guion, sería únicamente Rafael Cobos el encargado de darle forma, quien anecdóticamente asistía incluso a los ensayos con los actores. Algunas de las modificaciones vinieron dadas durante el propio ensayo. “El guion es muy sobrio. Marxista. Soviético.”, bromeó el guionista, partidario de ir al grano y no introducir literatura  en el mismo.
Tanto El Grupo 7 (id, 2012) como La Isla Mínima parecen tomar elthriller policíaco como mero “macguffin” para hablar de otros aspectos como el ascenso y caída de gánsteres o la transición a la democracia respectivamente. Quizás por ello se vean a veces “obligados” a defender el final de La Isla Mínima; mientras el director afirma que “es algo totalmente premeditado, permanecer en el caos”, el guionista cree que sí hay una clara resolución satisfactoria: el mapa político dibujado. Reconoce, por tanto, la multiplicidad de lecturas y capas que contiene. No les gusta la etiqueta thriller, es más, optan por enmarcar su último retoño cinematográfico en el género del western.
Proyectos de futuro
Más parcos y prudentes se mostraron a la hora de hablar sobre proyectos venideros: una película y una serie de televisión. La primera se encuentra en la fase final de escritura, no es un thriller–apuntan con cierta reserva a la comedia-, se trata de la adaptación de un libro-reportaje y esperan que salga para el próximo verano. La segunda, en cambio,  sí abrazaría por completo el thriller en la Sevilla del siglo XVI, un periodo en el que la ciudad andaluza se postuló como las “puertas a América” con multitud de razas y culturas. Alberto Rodríguez aclara que “será distinto a las televisiones generalistas pues cuentan con un factor que éstas no facilitan: tiempo y preparación”. Carlos López, por su parte, intentó con mayor o menor éxito sonsacarles la duración de sus episodios: 45-50 minutos.
El próximo domingo 25 de enero La Isla Mínima opta al Premio Feroz a Mejor Película Dramática, Mejor Dirección, Mejor Actor Protagonista –por partida doble-, Mejor Actriz de Reparto (Nerea Barros),  Mejor Actor de Reparto (Antonio de la Torre), Mejor Guion, Mejor Música Original (Julio de la Rosa), Mejor Tráiler y Mejor Cartel. ¿Sintomatología de éxito en los próximos Goya 2015? Para salir de dudas habrá que esperar hasta el próximo 7 de febrero.