Empecé este blog con 16 años y otro nombre ('Dime que series ves y te diré cómo eres'). En un principio solo hubo cabida para las series de televisión pero más tarde decidí ampliar el contenido a todo aquello que contase con un mínimo de guion/ficción, ¡incluso la propia vida, señorxs! Decía Susan Sontag en 'Contra la interpretación': "En las buenas películas existe siempre una espontaneidad que nos libera por entero de la ansiedad por interpretar". Carrie Bradshaw decía en 'Sexo en Nueva York': "I couldn't help but wonder...". Bienvenidxs. Contacto: oscarrusvicente@gmail.com



sábado, 4 de septiembre de 2010

Fringe, un amor buscado.


Septiembre del 2009. Acababa de terminar la quinta temporada de 'Lost' y buscaba más misterio, más adrenalina y esa sensación de que los 40 minutos se te pasan volando. Había leído opiniones mas bien regulares sobre 'Fringe', pero tener el sello de 'J.J Abrahams' me hizo decidir. Me zampé la primera temporada en pocas semanas. El piloto me fascinó, el ritmo no decayó en casi ningún momento y tuvo los suficientes giros de guión para mantenerme expectante. El capítulo 2 me pareció de lo peor, y eso que la presentación 'del caso de la semana' me pareció increíble.A partir de ahí, la calidad de la serie fue creciendo, aunque ya en su cuarto capítulo me enganché por completo. En un principió estaba deseando que todos los capítulos se dedicasen a la trama central del 'ZFT', a la 'traición' de John Scott o al observador. Me aburrían los casos procedimentales que en un principio no tenían nada que ver con la columna vertebral de la serie, pero llegó un momento en el que hasta esos casos procedimentales me encantaban. Adoraba las presentaciones de los casos y el desarrollo de esos personajes poco a poco, con tantos matices. Me acabé de enganchar cuando la involucración de los personajes en la trama llegó a ser personal debido al descubrimiento del pasado de Olivia (y sus 'poderes')y en cierta medida del de Peter (y su muerte).

La 'season finale' fue increíble, conocía 'a medias' su desenlace, ya que me había comido unos cuantos 'spoilers', pero incluso a sabiendas de eso, me fascinó. En resumen; durante toda la primera temporada de 'Fringe' se habían estado colocando todas las figuras en el tablero de ajedrez. Su último capítulo fue el primer movimiento del peón.

La segunda temporada: LA PARTIDA