Comencé en ésto de blogger con 16 años pero no le di vidilla al blog hasta los 18 tras empezar la universidad. En un principio sólo hubo cabida para series pero luego expandí la temática a todo aquello que tuviera un mínimo de guión/ficción; ¡hasta la propia vida, señoras! Decía Susan Sontag: "En las buenas películas, existe siempre una espontaneidad que nos libera por entero de la ansiedad por interpretar". Bienvenidas. Contacto: oscarrusvicente@gmail.com

viernes, 17 de septiembre de 2010

The Vampires Diaries, ¿placer culpable?

Aún no he hablado de True Blood, pero es que 'TVD' se está ganando por méritos propios ser mi serie de vampiros 'predilecta'. Con tan sólo diez capítulos vistos, me han dado un '¡ZAS, en toda la boca'! mis prejuicios sobre la serie. Si soy sincero, el piloto no lo pude acabar. Demasiado empalagoso para mi gusto, y es que nunca he podido con las parejas empalagosas de las series 'teen'.(sobre todo en las españolas). Pero es que 'TVD' me ha ganado en todo, en trama, en personajes y hasta en soltar un leve 'aiii' cuando veo a Elena y Stefan hablando, discutiendo o besándose (no me reconozco...). Había leído criticas en las que decían que a partir del capítulo 5 la serie daba un pequeño salto de calidad y lograba engancharte, pero es que ya en el final del segundo capítulo, estaba enganchadísimo. Una de las cosas que se le puede achacar es lo previsible que puede llegar a ser, pero más o menos se solventa con su ritmo trepidante(la de cosas que pueden pasar en un sólo capítulo) y unos cuantos 'WTF'. La mayoría de los personajes me resultan interesantes, e incluso la trama de Bonnie, que en un principio me parecía de lo más prescindible. El personaje de Damon gana por goleada, pero sólo por sus magnificas frases que dispara a cualquiera que le 'toque un poco las narices', pero yo me quedo con Caroline, la 'barbie estereotipada' sin sentimientos que poco a poco se le está cogiendo cariño en su relación con Matt. Después de esta corta opinión de un principiante bloguero, respondo al título: .. va a ser que sí.