Empecé este blog con 16 años y otro nombre ('Dime que series ves y te diré cómo eres'). En un principio solo hubo cabida para las series de televisión pero más tarde decidí ampliar el contenido a todo aquello que contase con un mínimo de guion/ficción, ¡incluso la propia vida, señorxs! Decía Susan Sontag en 'Contra la interpretación': "En las buenas películas existe siempre una espontaneidad que nos libera por entero de la ansiedad por interpretar". Carrie Bradshaw decía en 'Sexo en Nueva York': "I couldn't help but wonder...". Bienvenidxs. Contacto: oscarrusvicente@gmail.com



miércoles, 8 de septiembre de 2010

Rubicon, lenta pero trepidante (1º parte)

'Rubicon' es mi segunda serie que veo a ritmo estadounidense. La primera fue 'Perdidos', aunque sólo en la recta final de su sexta temporada. Motivado por la genialidad de Breaking Bad, empecé a ver la serie.

Will Traves (James Badge Dale)
Katherine Rhumor (Miranda Richardson)
El capítulo piloto presenta unos personajes muy interesantes que ayudan a que aunque la trama en algun capítulo se atasque, empujen el guión. Todos tienen algo que ofrecer , y ya lo han hecho en los siete capítulos emitidos hasta ahora. Empecemos con el protagonista, que a mi pesar no es el más interesante: Will Traves,viudo de mujer e hija, trabaja en un 'Think Tank', como analista, buscando patrones. La trama comienza cuando Will empieza a descubrir pequeñas pistas que podrían estar relacionadas con alguna conspiración(adoro las conspiraciones) y la 'muerte' de su suegro, que también pertenece a la empresa: David Hadas, meticuloso e incluso supersticioso, es el motor de la investigación después de su '¿premeditada?' muerte. En estos siete capitulos la trama es lenta pero suficiente como para mantenerte enganchado. Conocemos algunos de los miembros de esta misteriosa conspiracion, pero aún no sabemos sus intenciones. Y ahí está el 'quid de la cuestión'. ¿Cuales son sus intencíones?, ¿Para quien o quienes trabajan los miembros del Think Tank? La otra protagonista indiscutible de la serie es Katherine Rhumor, y la que me resulta mucho más interesante que Will. La primera y brillante escena de la serie corresponde al suicidio de su marido al ver un trébol de cuatro hojas en un periódico. Entonces, la viuda empieza a sospechar de su muerte, acrecentándo esta sospecha con la llegada del testamento. En un principio ambas tramas no están relacionadas, pero sabemos e intuimos perfectamente que llegará un momento en el que lo hagan (1x06).