Empecé este blog con 16 años y otro nombre ('Dime que series ves y te diré cómo eres'). En un principio solo hubo cabida para las series de televisión pero más tarde decidí ampliar el contenido a todo aquello que contase con un mínimo de guion/ficción, ¡incluso la propia vida, señorxs! Decía Susan Sontag en 'Contra la interpretación': "En las buenas películas existe siempre una espontaneidad que nos libera por entero de la ansiedad por interpretar". Carrie Bradshaw decía en 'Sexo en Nueva York': "I couldn't help but wonder...". Bienvenidxs. Contacto: oscarrusvicente@gmail.com



domingo, 27 de febrero de 2011

Adiós vago febrero

Incapaz, inútil. Pretendía buscar más adjetivos para denominar como me encuentro ante el blog, supongo que va por rachas, unas veces en la que escribes tanto y otras en las que casi ni tocas el teclado para escribir una mera entrada. Tendría que prestarle más atención , pero de intenciones está el capricho del ser humano que luego ni cumple. Pero hoy me he levantando pensando primero en otros temas que no vienen al caso y después en que debía al menos subir un poco el número de entradas publicadas en febrero. Así que hoy toca repaso a lo que ha dado de sí este mes.
Con spoilers sobre Skins y Nikita
Con Skins estoy disfrutando como nunca lo había hecho con esta serie. Sus anteriores cuatro temporadas me gustaron, es más, a pesar de la opinión generalizada sobre que la primera generación es la mejor, yo disfruté y hasta sufrí mucho más con las vivencias de los chicos de la tercera y cuarta temporada, sobre todo con la relación y la trama tan bien construida entre Naomi y Emily . Uno que es raro y en su casa lo saben. Pero ha sido en esta quinta temporada cuando realmente estoy encantado con la serie y su tan preciosa fotografía que nos muestra un Bristol tan bonito pero a la vez tan devastador. Pasados el ecuador de la temporada, me decanto por el cuarto capitulo centrado en Liv como el mejor episodio hasta el momento. Si ya el centrado en Mini me había parecido una genialidad, el siguiente supuso esa mezcla tan explosiva característica de Skins que la coloca como una de las mejores series tanto en el panorama británico como estadounidense, con ese retrato de la familia de Liv tan rara pero también tan propia de la serie con una madre más afín a la demencia que a la cordura, una hermana mayor encarcelada que ironías de la vida o pajas mentales mías supone la vía de escape para la adolescente cuando necesita contar sus problemas o liberarse de toda su carga emocional y una hermana pequeña aficionada a la ciencia ficción que a pesar de lo joven que es, es capaz de darle incluso lecciones de madurez a su hermana adolescente. Además el capitulo nos mostró a un Matty alejado del misterio dejándonos conocerle poco a poco hasta finalmente descrubrir que es hermano de Nick, una historia absurda y alocada vivida por Matty y Liv que nos deja con un personaje tan estrambótico y repugnante como el del propietario de la tienda de disfraces y una mirada al pasado (gracias a "Sor Frankie") y también al futuro entre la relación de Liv y Mini. Skins a día de hoy es el claro ejemplo de la célebre frase renovarse o morir

¡Esa Niki como mola se merece una ola!
Con Nikita estoy más que satisfecho e incluso orgulloso de ser su seguidor después de los dos últimos capítulos emitidos. La verdad es que tras su regreso después del parón de casi dos meses y el anuncio de que la trama se iba a amoldar al público mayoritario de la cadena, desconfiaba bastante de aquella maniobra y los derroteros por los que se iba a decantar la serie. Pero nada más alejado de la realidad y después de un par de capítulos más bien flojetes y demasiado centrados en las relaciones sentimentales, los guionistas se han puesto de nuevo las pilas y han vuelto a las andadas regalándonos dos episodios a la altura del 1x11 que supuso el cierre de la primera parte de la temporada. Con la revelación total de la procedencia de Alex que ni siquiera me esperaba a pesar de que Amanda ya se había percatado en anteriores capítulos, el reencuentro entre Michael y Nikita luchando de nuevo juntos tras el frustrado asesinato a Kasim, el descubrimiento por parte de Michael de la alianza entre Nikita y Alex y la decisión de la joven de dejar de vengar a su padre y desligarse finalmente de 'La División' antes de que la cosa se le vaya de las manos y su vecinito acabe como el difunto Thom, tendremos que esperar nada más y nada menos hasta abril para ver como se las apaña nuestra Niki de anfitriona ante la inesperada visita de Michael. ¿Tomarán pastas y té, volará el loft en mil pedazos o ambas cosas? Está comprobado que en esta serie todo es posible, hasta reirse de ellos mismos.

No pensaba enrollarme tanto hablando sobre Skins y Nikita así que mañana terminaré de hacer balance. Por cierto, acabo de empezar con dos series de Shawn Ryan, ahí lo dejo...