Comencé en ésto de blogger con 16 años pero no le di vidilla al blog hasta los 18 tras empezar la universidad. En un principio sólo hubo cabida para series pero luego expandí la temática a todo aquello que tuviera un mínimo de guión/ficción; ¡hasta la propia vida, señoras! Decía Susan Sontag: "En las buenas películas, existe siempre una espontaneidad que nos libera por entero de la ansiedad por interpretar". Bienvenidas. Contacto: oscarrusvicente@gmail.com

miércoles, 2 de febrero de 2011

Ángel o Demonio

Tenía muchísimas ganas de ver 'Ángel o Demonio' pero ese intereses estaba producido principalmente por el antecedente de sus guionistas, 'Hay Alguien Ahí', la cual no me entusiasmó mucho en su primera temporada, es más, hubo varios capítulos que ni siquiera me molesté en verlos, pero tras ese final tan memorable y una segunda temporada que presumiblemente iba a ser la última  mis expectativas subieron como la espuma esperando que las tramas diesen de sí y se demostrase que 'Hay Alguien Ahí' era una genial apuesta por la fantasía. Y la cosa no pudo ir mejor, una trama más acelerada y muchísimo más interesante donde echaron toda la carne en el asador a pesar de ese  final (paso de dar spoilers, quien haya visto la serie sabrá a que me refiero).
                                            ¡A partir de aquí detalles del primer capítulo!
Divinos de la muerte

Si soy sincero, antes de empezar a conocer con mucha más profundidad la trama de la nueva serie me esperaba que continuase con el esquema de 'Hay Alguien Ahí, y al descubrir ese enfoque juvenil me llevé un señor chasco. Mis sensaciones tras ver el larguísimo y casi interminable capítulo son demasiado encontradas pero lo único que sé es que el próximo martes veré el segundo, además de tener un interés adicional por la participación episódica de Marina Salas (¿He dicho alguna vez que amo a este pedazo de actriz a pesar de que se encasille en sus personajes con tan mala uva?) Es verdad que he encontrado más aspectos positivos que negativos en ella, me gusta la protagonista, el dilema que se ha planteado entre el bien y el mal y sobre todo su interacción con Natael.

Me han resultado muy interesantes todos los integrantes de la familia de ángeles caídos aunque me parezca demasiado chirriante ese rol de bitch por parte de Mar Saura que espero se amolde a él y sobre todo la voz que han decidido cambiar a Carmen Sánchez (¿habeis visto sus sketchs en 'Sé Lo Qué Hicisteis haciendo de mini-Patri?) en su papel de Duna, pero una de las que me ha sorprendido ha sido Carla Nieto dando vida a Iris que aunque me siga disgustando como actriz me ha parecido muchísimo mucho más correcta ahora que por ejemplo en 'Acusados' o 'El Síndrome de Úlises' (sí, yo veía esa serie), además me ha encantando ver esos posibles tintes lésbicos del personaje que confío que los guionistas aprovechen y no sólo sean una mera anécdota del piloto. De la presencia masculina en la familia no puedo hablar mucho que digamos porque la interacción de Graziel simplemente ha sido para que se luzca el resto de féminas con dardos envenenados hacia él y dar el punto humorístico y del personaje de Damián poco he sacado a parte de que me repele por completo su historia tan ñoña con Valeria y esos diálogos tan escasamente creíbles entre ambos. Por cierto, espero que el papel de Laura Aparicio no sólo se restrinja al de directora del instituto y pueda ofrecernos un personaje igual o más interesante del que desempeñó en la ya citada mil veces 'Hay Alguien Ahí'. Por otra parte, uno de los aspectos más achacables y típicos es la duración del episodio que por momentos se me hizo eterno mirando un par de veces el reloj.

De momento la serie tiene doce capítulos por delante para demostrar su calidad y desarrollar una trama horizontal interesante unida con unos más que decentes casos autoconclusivos.