Empecé este blog con 16 años y otro nombre ('Dime que series ves y te diré cómo eres'). En un principio solo hubo cabida para las series de televisión pero más tarde decidí ampliar el contenido a todo aquello que contase con un mínimo de guion/ficción, ¡incluso la propia vida, señorxs! Decía Susan Sontag en 'Contra la interpretación': "En las buenas películas existe siempre una espontaneidad que nos libera por entero de la ansiedad por interpretar". Carrie Bradshaw decía en 'Sexo en Nueva York': "I couldn't help but wonder...". Bienvenidxs. Contacto: oscarrusvicente@gmail.com



lunes, 22 de noviembre de 2010

Dime que programas ves y te diré cómo eres

¿Os acordáis del famoso 2x20 de 'Fringe' titulado 'Brown Betty'? Aunque esta entrada no va a ser una maravilla incomprendida por la mayoría de los fans de 'Fringe' que únicamente querían saber más sobre su trama central, si se va a desmarcar como lo hizo el extraño episodio musical, y en vez de hablar de series hoy toca el turno de hablar de dos 'reality shows' que realmente me gustan.

El primero es 'Pekin Express' y es que esta tercera edición (y posiblemente última, a no ser que rescaten el programa de mano de Jesús Vazquez como andan diciendo) está destacando por su gran calidad. Una de los puntos mas achacables del programa a lo largo de estas tres ediciones es que la mayoría de las veces excepto en algún caso repiten el mismo patrón de pareja de concursante como los típicos chulitos que dan mucho juego pero que estás deseando que pierdan, sin embargo uno de los aspectos que mas me han gustado de esta edición ha sido el casting, y es que la mayoría de las parejas han resultado dar mucho juego, y parejas como la del profesor y el alumno asturianos (sobre todo el primero, que telita tiene el hombre) o la de Manuel y Engracia son mis preferidas. Otro de los aspectos remarcables de esta tercera edición es lo diferentes y dinámicas que están siendo todas las etapas, y es que mismamente ayer presenciamos como prácticamente toda la etapa prescindió del mítico autostop del programa, que muchas veces resultaba ser un cierto lastre. Otro de los ejemplos del mayor grado de dinamismo en esta edición fue la 'no eliminación' de las hermanas vascas, proponiéndolas que durante toda la ruta no debían ser pilladas por el resto de sus compañeros y ser una de las tres primeras parejas en llegar a la meta. Por lo que nos encontramos ante un producto maduro, de grandísima calidad pero que tristemente y posiblemente se vaya por la puerta de atrás. Por cierto, se me olvidaba nombrar a la enorme y encantadora Raquel Sanchez Silva que ha superado con creces a Paula Vázquez como directora de carrera.  

Y el otro, es ni más ni menos que la nueva comedia de LaSexta, y no me estoy refiriendo a la que están preparando con Antonio Molero (alias Fiti en 'Los Serrano'), sino a ¡'Mujeres Ricas'! Adoro ver a Mar Segura hablando con tanta seguridad y "cierta" sabiduría sobre temas guionizados de su vida, como aprender a cocinar para sorprender a su marido en su 'x' aniversario de braguetazo boda, posar en una revista gay a cual postura más porno y sugerente con manzana incluida en la boca de cualquier maromo a su lado , montar fiestas benéficas que únicamente sirven para el lucimiento exclusivo de la misma, hacerle la pelota a Olivia Valére, aprender a bailar la danza oriental o incluso ir a comprar fruta al mercado. Pero aún adoro más las perlitas que suelta la extravagante Mariana Nanis, que cada vez que abre la boca, sube el pan y se pasa tres mil pueblos, y es que ¡momentazo el de la argentina comprando en un supermercado con un vestido seguramente muy caro y con tacones! Pero que tenga cuidado, porque puede ser destronada muy pronto por su hija Charlotte, que se pasa toda su vida yendo a hacerse las uñas, probándose vestidos para Halloween acompañada de su madre cuyo comentario más acertado es -Pareces reputa, o aprendiendo a bailar sobre una barra a lo 'stripper'. Y que decir de Olivia Valére, la peggy mujer por excelencia que un día te monta un bar, que otro es acosada por un fan atractivo joven francés que unicamente quiere llevársela a la cama, y ésta se piensa que él quiere robarle el precioso reloj de diamantes.
Sí, lo reconozco, amo 'Mujeres Ricas' pero es que es imposible no sucumbir ante tanto lujo guionizado.