domingo, 28 de noviembre de 2010

De una joya británica llamada 'Luther'

Me encuentro en una semana de sequía en cuanto a series, y es que tanto 'Fringe', 'The Vampires Diares' como 'Nikita' no vuelven hasta el dos de diciembre, especialmente estas dos últimas que llevan ya dos semanas de parón, por lo que en un primer momento sólo tenía el 2x03 de 'Misfits' (capitulazo por cierto) para ver este fin de semana, pero tras ver el piloto de 'The Wire' (me ha convenvido, pero lo justito) decidí echarle un vistazo a 'Luther' y comprobar si los alagos que leí sobre ella hace meses se cumplían, ¡y vaya que si se cumplen! Solamente los primeros cinco minutos ya fueron motivo para que la serie me atrapase, y qué decir de esa intro tan acertada con la música de 'Massive Attack', concretamente el tema 'Paradise Circus'.

Antecedentes: Luther se trata de un oscuro drama psicológico de la BBC, donde Idris Elba (The Wire) da vida a Luther, un policía que lucha contra sus propios demonios, un hombre que podría ser tan peligroso como los depravados asesinos a los que da caza.
¡Cuidado, spoilers del 1x01!

Los casi sesenta minutos que dura el capítulo se te pasan volando, y es que ante tanta calidad es normal que a uno se le vaya el santo al cielo, empezando por las actuaciones, Idris Elba te sobrecoge interpretando a un hombre tan atormentado que vuelve al trabajo después de haber estado en tratamiento al "dejar" morir a un fugitivo, además de estar intentando recuperar a su mujer. Escena sobrecogedora, en la que Luther comienza a romper una puerta con un ensañamiento desmedido después de que su mujer le confesase que ha conocido a otro hombre. Y que decir de Ruth Wilson, en el papel de Alice Morgan, en un principio pensaba que se iba a tratar de un personaje episódico, pero al ver cómo ésta realmente era la asesina de sus padres, los tejemanejes que se trae para conservar la pistola con la que les mató (¿Quién cojon** en su sano juicio mete una pistola en la garganta de un perro?) y la inposibilidad de Luther por inculparla en el crimen, ha resultado ser un personaje tan o aun más interesante que el del propio protagonista. Además me resulta muy intrigante esa tensión sexual no resuelta tan macabra entre Luther y Alice. Y a parte de las actuaciones, y de la gran trama, recalcar la banda sonora, dando ese toque tan misterioso e incluso terrorífico a la serie. Por cierto, me ha encantado ese cierre del capítulo con Alice visitando al criminal que se quedó en coma por culpa de Luther bajo el tema 'Run' de Emiliana Torrini de fondo (he aquí la canción en cuestión) Por lo que me encuentro ante cinco capítulos que voy a disfrutar realmente, ya que aún no hay fecha oficial para su segunda temporada, únicamente que será en 2011.