Comencé en ésto de blogger con 16 años pero no le di vidilla al blog hasta los 18 tras empezar la universidad. En un principio sólo hubo cabida para series pero luego expandí la temática a todo aquello que tuviera un mínimo de guión/ficción; ¡hasta la propia vida, señoras! Decía Susan Sontag: "En las buenas películas, existe siempre una espontaneidad que nos libera por entero de la ansiedad por interpretar". Bienvenidas. Contacto: oscarrusvicente@gmail.com

domingo, 17 de octubre de 2010

Acusados, más drama que misterio.

(¡Cuidado, spoilers!)
En 'Acusados' buscaba por decirlo de alguna manera, una sucesora de 'Motivos Personales'. No pretendía que fuera tan magistral, pero sí que me diese una gran dosis de misterio como lo hacía la otra. En su capítulo piloto me encontré con un producto decente pero no 'atrayente', la puesta en escena me gustó, la calidad interpretativa también, pero me dejó un gusto amargo, demasiado amargo. Me pasé casi toda la primera temporada viendo los capítulos sin prestarles mucha atención, pero llegó el 1x09. El suicidio de Marina, una de las hijas de Rosa Ballester, supuso un punto de inflexión en la trama. A partir de ahí, mi interés hacia 'Acusados' subió como la espuma. Acabé odiando a Laura, deseando que se enterase de la relación entre Jorge y su hermana y acabase siendo asesinada por su enamorado secuestrador, de que Beatriz abandonara a su marido y de que la previsible y lógica implicación de Joaquín de la Torre diese un vuelco y nos sorprendieran en el 1x13. Así pasó, haciendo una chapuza en la que el asesino realmente era su hijo Fernado, el que se había pasado media temporada desconcertado, preguntando a su padre que escondía y que estaba pasando. A pesar de esa metedura de pata, la primera temporada acabó decentemente, con unos personajes rotos después de todo por lo que habían pasado a  lo largo de trece episodios (suicidios, asesinatos, traiciones).

La segunda temporada empezó con demasiado misterio , intentado dar mucho secretismo a todos sus personajes, pero a medida que avanzaba la temporada los misterios fueron perdiendo fuerza, demasiada, diría yo. Los nuevos personajes como Pablo o Aurora me parecieron un total acierto, se profundizó en el personaje tan frío de Isabel Holgado, dándonos a conocer su problema con el alcohol y también a su hermano  Jaime. Además, los guionistas tuvieron agallas de matar a uno de los personajes principales, Jorge. En general, la segunda temporada mantuvo el nivel de la primera e incluso lo superó. El final fue previsible, pero esta vez hicieron lo correcto y todo quedó muy bien hilado. Uno de los momentos que más me gustó de la temporada, a parte de la mayoría de las escenas de acción muy bien realizadas, fue la aparición de la gran Marta Calvó (Motivos Personales) interpretando a Ariadna, la abogada de Diego Luque, e incluso hubo un guiño a los espectadores, introduciendo una banda sonora similiar a la de Motivos Personales mientras estaba en escena la gran actriz.  Conclusión, tenía curiosidad de como iban a presentar una tercera temporada, con Rosa Ballester aun más rota, después de su separación con su marido y De la Torre tras haber matado a Ricardo. La cosa prometía, pero le cortaron las alas.