domingo, 31 de octubre de 2010

De ritmos estadounidenses

¡Ojo, spoilers!
Dos de las series con las que más estoy disfrutando este año son Fringe y The Vampires Diaries. Además comparten el mismo día de emisión, por lo que el viernes o como muy lejos el fin de semana toca ración de ambas series. Fringe está demostrado la fuerza con la que se despidió en los grandes 2x22 y 2x23, éste está siendo su mejor arranque de temporada y de los cuatro capítulos emitidos, todos han sido de gran calidad. Los capítulos se me pasan volando, cosa que en la primera temporada dependiendo del caso se me hacía más ameno o no. Reconozco que ver la primera temporada de Fringe fue un suplicio, porque era una montaña rusa. Sin embargo, en la segunda temporada consiguieron que hasta los casos autoconclusivos resultaran interesantes e incluso más trepidantes que algunos que trataban la trama central. Capítulos como el 2x19, 'White Tulip' ,con ese magnífico y triste final, o aquel en el que 'la división' debía investigar un pueblo atacado por humanos deformes. Pero de entre todos los episodios, me quedo con el 2x15, 'Jacksonville', invitándonos a disfrutar de la trama central del choque de los dos universos, de la vuelta de Olivia a la guardería donde experimentaron con ella y ese final en el que nuestra querida Dunham descubre que Peter procede del otro universo. Espero que Fringe se convierta en una serie realmente de culto y que con el paso de las temporadas, si Fox lo permite, supere en calidad y en movimiento de fans a Perdidos (esto último lo dudo, pero soñar es gratis). 


Y ahora vayamos con 'The Vampires Diaries'. Si hace poco pensaba que ver un solo capítulo a la semana no iba a ser suficiente después del maratón que me di con la primera temporada, ahora es todo justo lo contrario. El 2x07 ha resultado ser uno de los mejores capítulos de la temporada y de la serie en general, las cosas están cambiando a ritmo vertiginoso, durante siete capítulos Katherine ha estado malmetiendo en Mystic Falls pero ahora que está encerrada y después del secuestro de Elena y la inevitable transformación de Tyler después de haber asesinado a una joven, las cosas se ponen demasiado interesantes. He visto el avance del próximo capítulo y promete. Además la serie se ha convertido en el producto estrella de la cadena estadounidense 'The CW' , marcando 3'5 millones en su último capítulo y unos buenos demográficos, por lo que nos queda 'The Vampires Diaries' para rato.

sábado, 30 de octubre de 2010

De conspiraciones a gran escala

(¡Cuidado, spoilers!)
Llevo semanas intentando hablar de Rubicon, pero sinceramente no sé como hacerlo. La serie me ha resultado demasiado pesada en más de algún capítulo y honestamente, me perdía bastante en la trama, pero no me refiero a la de Will intentado esclarecer el supuesto asesinato de David, ni la de Katherine buscando una explicación por la muerte de su marido, sino la que se desarrollaba en la API, investigando ciertos casos que en un momento dado, convergieron y quedó al descubierto su relación con las otras principales tramas. Sin embargo, aunque parezca que haya sido más un suplicio que un placer ver la serie, ha sido todo lo contrario. Me ha gustado muchísimo la forma en la que han presentado a los personajes y su desarrollo con coherencia. Son unos perdedores, la mayoría han fracasado en su vida personal por dedicarse al trabajo que a ellos les entusiasma. Personajes como Tanya ,inmersa en el alcoholismo, dudando de si merece la pena su trabajo o Miles, el cual se esconde en él para no afrontar la separación con su mujer. Me gusta que Will no sea carismático, se muestra frío hasta cuando está viviendo una 'supuesta' bonita relación de amor con su vecina. Perdió a su mujer e hija en los atentados del 11-S y eso, se nota muchísimo en el personaje. Pero el personaje que más me ha gustado durante estos trece capítulos, ha sido el de Kale Ingram. Él sí parece feliz en su vida y su matrimonio y no se inmuta aunque el mundo a su alrededor esté derrumbándose. Durante casi toda la temporada ha sido un personaje ambiguo para los espectadores .que no sabíamos a ciencia cierta si perteneía a un bando u a otro. La recta final de 'Rubicon' ha sido una delicia, desde el 1x09 la cosa se puso muy interesante, llegando a su punto álgido en el impresionante 1x12. Es verdad, que el último capítulo me decepcionó bastante debido al gran sabor de boca que me dejó el anterior, pero sigo expectante por saber si habrá o no segunda temporada. Nos han dejado con un Spangler que reta a Will para que saque toda la información a la luz, y es que claro, este ha recibido la señal de que debe suicidarse..¿lo hará?, con un giro al personaje de Andy, la vecinita sexy de Will, introduciéndola realmente en la trama, encargada de proteger a Katherine y con la muerte de la viuda Rhumor, asesinada de una forma tan extraña (e inexplicable para mi) ante los ojos del propio Will y también de Andy, ésta escondiéndose de su ex-amante. La serie se despidió con una escena átípica, sin recurrir al cliffhanger, con algunos frentes abiertos como una explicación del encargo de Andy o si finalmente Truxton Spangler se suicida, pero que funciona perfectamente como final de temporada que como el final de la serie. Una cosa ha quedado clara, Will nunca podrá derrocar a los miembros de Atlas McDowell y sus conspiraciones.

-¿Crées que a alguien le va a importar una mierda?(Truxton Spangler)


lunes, 25 de octubre de 2010

De peceras y personalidades múltiples.

(La siguiente entrada contiene ligeros spoilers sobre las siguientes series)
'La Pecera de Eva' está 'in crescendo', cada capítulo son pasos agigantados hacia una serie realmente de culto en España. Sé que suena demasiado exagerado y hasta quizás me estoy equivocando, pero esta tercera temporada está superándose así misma. La vuelta de ciertos personajes de la segunda temporada han impulsado aun más las tramas. La vuelta de 'Ari' y la trama en la que le han envuelto me ha parecido un acierto, y aun más me ha gustado la vuelta de Fernando involucrándolo en la clase de diversificación. La personalidad del nuevo psicólogo choca mucho con sus pacientes y e incluso con sus padres, pero originan conflictos realmente interesantes. Tramas muy bien desarrolladas, personajes muy bien retratados con los que conectas desde el principio. Me parece una delicia el personaje de Eva, tan frágil pero a la vez tan duro enfrentándose continuamente a la clase de diversificación, Eva es un torrente de emociones y aún mas cuando su propio hijo entra en escena. Otro de los personajes que más me ha atraído esta temporada y por no decir de toda la serie, ha sido el de Sonia, a veces tan aparentemente dura, pero realmente frágil. Es una niña de doce años en el cuerpo de una de dieciséis que aun no ha superado la separación de sus padres ni que ambos intenten rehacer su vida. Otro de los aspectos que más me ha gustado últimamente ha sido el hecho de humanizar o justificar los actos de 'El Gorras' sin que éste deje de ser el mismo capullo. En 'La Pecera' no hay tabúes, las escenas familiares son realmente crudas y llenas de violencias que facilmente pueden ocurrir en cualquier ámbito, por lo que es fácil empatizar. Y uno de sus mejores aspectos es la música magistralmente elegida. Y puede que lo que vaya a decir ahora suene un poco a cliché, pero realmente 'La Pecera' ayuda muchas veces a replantearte las cosas e incluso a tomar decisiones después de ver algún capítulo. Pocas series me han hecho sentir lo que ha conseguido esta pequeña joya de la ficción nacional.

Y de una loca rodeada de alumnos conflictivos paso a otra rodeada de personalidades demasiado conflictivas. 'United States of Tara' es de esas series que en dos días te has visto una temporada entera. Me parece tan dulce pero a la vez tan enigmático el personaje de Tara Gregson, tan realista el personaje de Marshall dudando de su propia homosexualidad acostándose con una misteriosa, loca  pero a la vez desternillante adolescente, Courtney, a la cual no le importa que su novio se gay, simplemente que aunque él este con hombres, luego vuelva a casa.  La alocada trama de Kate en la segunda temporada, 'prostituyéndose' ante la webcam interpretando a la princesa 'Valahalla Hawkwind' explotando globos con su culo, el aparente cuento de hadas de Charmaine que vive pero que sin embargo acaba por derrumbarse. 'United States of Tara' no es la serie del siglo pero si buscas una serie original y ligera ¡ésta es la tuya!

domingo, 24 de octubre de 2010

Tiroteos y colmillos

Hay series que necesitan varios capítulos e incluso casi una temporada para cumplir las expectativas, pero no es el caso de 'Nikita'. Con tan sólo haber visto sus primeros cuatro capítulos, he de decir que cumple totalmente con su misión, entretiene muchísimo. Ha empezado con muy buen pie y espero que no se desinfle a medida que pase la temporada. Uno de los aspectos que más me han gustado ha sido que la serie no sea un procedimental, aunque cada episodio dependa de una misión o un caso. Cada capítulo se diferencia del anterior y no requiere un esquema fijo. Ver a Maggie Q en escena es una delicia aunque aún mas, es ver a Mindy Clarke interpretando a Amanda, una mujer misteriosa perteneciente a 'La División' encargada de perfilar a los reclutas. Me gusta como se está desarrollando la trama y espero que no sea un lastre el que cada episodio se centre en como Nikita juega al gato y al ratón con sus enemigos.

(¡Cuidado, spoilers!)
Y de Maggi Q y 'Nikita' pasamos a Anna Paquin y 'True Blood'. Esta semana me he terminado la tercera temporada y he quedado más que satisfecho. Después de un comienzo desastroso y unos capítulos realmente soporíferos, el 3x05 supone su recuperación llegando al punto álgido de la temporada en el 3x09. Sin embargo, hay tramas que me han resultado demasiado pesadas a lo largo de toda la temporada, como la de Jason, la relación de Jessica y Hoyt y la repugnante familia de Sam. Tras estos doce capítulos, se han quedado en el camino varios personajes que me gustaban realmente, como Rusell, Lorena, Talbot o Franklin. De cara a la próxima temporada, me interesa ver como se desarrolla la trama del origen de Sookie (me decepcionó un poco cuando descubrí que era un híbrido entre humano y hada)  y la de Lafayette y su posible relación con la brujería. Eso si, espero que Bill muera a manos de Sophie Anne, aunque no creo que a los guionistas o a Allan Ball se les haya pasado por la cabeza esa idea. Es bonito soñar.


Por último, decir que E4 ya está promocionando la segunda temporada de 'Misfits' para noviembre, que ya me he puesto a ritmo estadounidense con 'The Vampires Diaries', me he terminado la cuarta temporada de Skins y he empezado a ver la serie británica y también de la cadena E4 'The Inbetweeners', de momento sólo he visto el piloto pero me ha gustado bastante, además sólo dura unos veinte minutos.

domingo, 17 de octubre de 2010

Acusados, más drama que misterio.

(¡Cuidado, spoilers!)
En 'Acusados' buscaba por decirlo de alguna manera, una sucesora de 'Motivos Personales'. No pretendía que fuera tan magistral, pero sí que me diese una gran dosis de misterio como lo hacía la otra. En su capítulo piloto me encontré con un producto decente pero no 'atrayente', la puesta en escena me gustó, la calidad interpretativa también, pero me dejó un gusto amargo, demasiado amargo. Me pasé casi toda la primera temporada viendo los capítulos sin prestarles mucha atención, pero llegó el 1x09. El suicidio de Marina, una de las hijas de Rosa Ballester, supuso un punto de inflexión en la trama. A partir de ahí, mi interés hacia 'Acusados' subió como la espuma. Acabé odiando a Laura, deseando que se enterase de la relación entre Jorge y su hermana y acabase siendo asesinada por su enamorado secuestrador, de que Beatriz abandonara a su marido y de que la previsible y lógica implicación de Joaquín de la Torre diese un vuelco y nos sorprendieran en el 1x13. Así pasó, haciendo una chapuza en la que el asesino realmente era su hijo Fernado, el que se había pasado media temporada desconcertado, preguntando a su padre que escondía y que estaba pasando. A pesar de esa metedura de pata, la primera temporada acabó decentemente, con unos personajes rotos después de todo por lo que habían pasado a  lo largo de trece episodios (suicidios, asesinatos, traiciones).

La segunda temporada empezó con demasiado misterio , intentado dar mucho secretismo a todos sus personajes, pero a medida que avanzaba la temporada los misterios fueron perdiendo fuerza, demasiada, diría yo. Los nuevos personajes como Pablo o Aurora me parecieron un total acierto, se profundizó en el personaje tan frío de Isabel Holgado, dándonos a conocer su problema con el alcohol y también a su hermano  Jaime. Además, los guionistas tuvieron agallas de matar a uno de los personajes principales, Jorge. En general, la segunda temporada mantuvo el nivel de la primera e incluso lo superó. El final fue previsible, pero esta vez hicieron lo correcto y todo quedó muy bien hilado. Uno de los momentos que más me gustó de la temporada, a parte de la mayoría de las escenas de acción muy bien realizadas, fue la aparición de la gran Marta Calvó (Motivos Personales) interpretando a Ariadna, la abogada de Diego Luque, e incluso hubo un guiño a los espectadores, introduciendo una banda sonora similiar a la de Motivos Personales mientras estaba en escena la gran actriz.  Conclusión, tenía curiosidad de como iban a presentar una tercera temporada, con Rosa Ballester aun más rota, después de su separación con su marido y De la Torre tras haber matado a Ricardo. La cosa prometía, pero le cortaron las alas.



viernes, 15 de octubre de 2010

¿Hay Alguien Ahí?

Y si en el anterior post hablé sobre una serie española que me enganchó en sus primeras temporadas y acabó siendo una de las series que más aborrecía, ahora toca hablar de dos series que en sus primeras temporadas no me disgustaron pero que en sus respectivas segundas temporadas fueron magistrales, y son 'Hay Alguien Ahí (Cuatro) y 'Acusados'(Telecinco). Ambas comparten ciertas similitudes, como que fueron estrenadas en el 2009 consiguiendo unos buenos registros de audiencia pero que fracasaron en la siguiente tanda de capítulos. Empecé a ver 'Hay Alguien Ahí' buscando una digna sucesora de 'El Internado', y me decepcionó bastante su piloto y la primera temporada en general, que la visioné sin demasiado entusiasmo, pero el final del 1x13 fue tan ingenioso y a la vez tan recurrente, que me dieron ganas de ver como se presentaba la segunda y última temporada, anunciada antes de conocer sus malos resultados. La segunda temporada se superaba cada capítulo, existía un halo de misterio y 'gore' que antes no te atraía. El ritmo era muchísimo más agilizado y la mayoría de las tramas por no decir todas eran interesantes. Pero entre todos los personajes, me quedaría con cuatro, la inspectora Ruth Berlín, cuyo personaje en la segunda temporada jugaba peligrosamente con fuego cada capítulo hasta terminar siendo asesinada en el 2x08, Nikoletta, decidida a morir para poder combatir al fantasma de Elisa y haciendo entrar en escena a Lázaro, un personaje demasiado enigmático, estudiante de medicina que ayudando a la húngara en sus planes, acabó convirtiéndose en fantasma, Justo, tras una temporada escondido en la oscuridad simplemente vigilando y haciendo fotografías, comienza la segunda brindándonos con una escena de acción en el 2x05 en el que acaba muriendo en un tiroteo, y Silvia, que al estar poseída por el fantasma de Irene empezó a dar muchisimo juego, acabando en la cama con su propio padre (Iván, el asesino de niñas y ex novio de Elisa) y posteriormente en un manicomio siendo ayudada para escapar de allí por la propia Nikoletta (después de todo lo que le hizo pasar la 'niña 'pija' a la húngara) y el fantasma de Elisa, parando el tiempo. Me hubiese gustado que arriesgaran en el final de la serie, ya que aparte de ser predecible la muerte de Irene, podían haber jugado más con la posibilidad de que Ana quedara atrapada en el pasado, hasta haberla dejado allí y haber cambiado el futuro. Pero el sabor de boca al ver el final de la serie fue muy bueno, y lástima que muchos de sus seguidores se quedaron en la primera temporada pensado que no iba a dar más de sí.


De 'Acusados' hablo la próxima semana, que por cierto, la actriz que interpreta a Elisa (derecha) intervino en ella en su segunda temporada.

jueves, 14 de octubre de 2010

¡JAMÓN IBÉRICO!

Lo sé, el título no es raro, sino rarísimo, pero hoy me apetecía ser original. Y tranquilos, no voy a hablar de 'Los Serrano', aunque el tema no se aleja mucho, ya que voy a hablar de las series españolas que me engancharon en algún momento de mi corta vida. Una de las primeras fue 'El Internado' allá por el 2007, caí rendido ante tanto cúmulo de misterio barato y a veces vacío pero tan adictivo. Estuve casi 5 temporadas enganchado ante tanto giro de tuerca/salto al tiburón innecesario e incluso predecible, pero llegó el momento del desencanto, después de haber sido un verdadero fanático de la serie que hasta incluso llegaba a clase y lo único que hacía con mis compañeros era comentar lo que había pasado en el ultimo capitulo. La serie llegó a un punto en el que exigían respuestas a misterios abandonados u olvidados, pero cuando llegaron, ya era demasiado tarde, allá por el 2009 con una sexta temporada catalogada como 'la que iba a dar todas las respuestas'. Muchas veces el misterio es más bonito.. y 'El Internado' daba tanta insistencia  a esos enigmas que las expectativas ante tales tramas se disparaban. La sexta temporada pasó sin pena ni gloria, subió la calidad de la horrorosa quinta temporada pero no me hizo recordar sus primeras temporadas. Y la séptima temporada... no puedo opinar. Dejé la serie allá por el 7x02 o 7x03 después de comprobar que se habían pasado con tanto relleno. Ayer terminó la serie, simplemente hoy me he leído el final y me ha parecido predecible como en la línea de sus últimas temporadas. Una de las 'cosas' más reprochables era la incapacidad de los guionistas por renovar la trama completamente cada final de temporada, ya que el abanico de posibilidades que tenían era inmenso. Pero no, ellos decidían poner el letrero de '3 meses después' y ¡santas pascuas! como si todo fuese igual. Y nunca les perdonaré como pudieron terminar con el personaje de Nora, con el juego que podría haber dado, y se le ha dado tanta coba a otros personajes que el interés de sus tramas ya se habían acabado como por ejemplo, Elsa (que debía de haberse suicidado al final de la segunda temporada), Martín (en la misma cuarta temporada haber sido arrestado), Rebeca (no tenía que haber aparecido por el simple hecho de ser la "sustituta" de Nora), a Camilo (su resurrección fue lo que determinó que 'El Internado' estaba en sus última) y un largo etcétera de inconformidades con una serie que podía haber sido muchisimo más de lo que ha sido.


Sí, me he quedado a gusto.