Empecé este blog con 16 años y otro nombre ('Dime que series ves y te diré cómo eres'). En un principio solo hubo cabida para las series de televisión pero más tarde decidí ampliar el contenido a todo aquello que contase con un mínimo de guion/ficción, ¡incluso la propia vida, señorxs! Decía Susan Sontag en 'Contra la interpretación': "En las buenas películas existe siempre una espontaneidad que nos libera por entero de la ansiedad por interpretar". Carrie Bradshaw decía en 'Sexo en Nueva York': "I couldn't help but wonder...". Bienvenidxs. Contacto: oscarrusvicente@gmail.com



domingo, 9 de enero de 2011

De boquilla

O 'Lip Service', como prefiráis. Si soy muy mal pensado, creo que el título le viene como anillo al dedo y otra cosa no, pero las protagonistas se pasan los seis capítulos con las manos ocupadas teniendo sexo todo el día, además de dudas, misterios de la infancia, reencuentros, desencuentros y confesiones. Asi que terminada la temporada, allá van unas cuantas reflexiones, un par de razones por las que tendrías que ver la serie cuando tengais un huequecito porque sinceramente si no la veis tampoco os perdéis nada del otro mundo, y también una pequeña reseña de sus fallos más chirriantes sin muchos spoilers que digamos. No he decidido hacer una crítica llena de spoilers porque no creo que mucha gente haya descubierto la serie, asi que ¡allá vamos!

Los capítulos de casi una hora de duración se te pasan volando, me ha gustado su dinamismo en las tramas y no he notado en ningún capítulo un bache o un bajón considerable (tampoco muy coherente en una miniserie de seis capítulos) Y como dije en la anterior entrada, la serie está catalogada como drama y así es, pero también tiene varios puntos de comicidad que personalmente me han hecho reir bastante, y es que una de sus bazas más importantes es el personaje de Fiona Button, interpretando a una alocada y frustrada actriz lesbiana que pasará por todo tipo de calamidades al ser abandonada por su novia y conocer a una estrella de la televisión que le dará más que algún problema de cabeza. Se podría decir que la protagonista de la serie es Frankie, la cual al morir su tía decide volver a Glasgow para despedirse de ella, por lo que tiene que reencontrarse con su vieja vida en la que se encuentra Cat, su ex novia de la que sigue enamorada. La trama de la tía de Frankie con su respectivo misterio me ha parecido acertada aunque también un poco previsible, pero no voy a ser nada exigente porque esto no es ni 'Lost' ni 'Damages', sin embargo la trama con su ex novia no me ha gustado nada, ya sea únicamente por la poca compenetración que existía entre las dos actrices (además de que últimamente estoy anti-ñoño), y tampoco la aparición tan fortuita, cutre y poco real de Sadie, amante de Frankie que se caracteriza por su afición a robar y ser más enigmática que la mismísima Nina Sharp de 'Fringe' (¡qué honor!) Tampoco me explico como personajes que seguramente pasen la barrera de los veinticinco años llegando incluso a los treinta se comporten de una manera ante situaciones que una persona madura podría resolver o asimiliar fácilmente. Me refiero a Tess, ya que en el quinto capítulo al escuchar que su mejor amigo (hermano de Cat) ha estado enamorado de ella durante mucho tiempo, únicamente se limita a correr y a huir de la situación (WTF? ¡qué tiene treinta años!) Pero bueno, yo me empecé a reir de lo absurdo de la situación y a reirme aún mas con la siguiente escena cuando la pobre entra en su casa y se encuentra con una fiesta sorpresa, ¡sale otra vez pitando a su habitación! Y ya no digo la cara que lleva porque prefiero que la veais vosotros^^ Y uno de los personajes junto a Sadie que menos me han gustado ha sido el compañero de trabajo de Cat, que ahora mismo ni me acuerdo de su nombre Jay. Me ha parecido patética su situación de treintañero fugitivo del matrimonio y de la vida en pareja pero contradictoriamente comprometido, que se pasa todas las noches borracho ¡e incluso droga a una de sus compañeras de trabajo con ketamina! Viva la madurez..

En resumen, no será una de las series de tu vida seguramente pero te hará pasar un buen rato que posiblemente olvides cuando veas otras series. Por cierto, está renovada por una segunda temporada que (¡tachantachan!) aún no tiene fecha, así de previsible es la BBC (modo ironic on)

La chupi-pandi más cool de Glasglow