Empecé este blog con 16 años y otro nombre ('Dime que series ves y te diré cómo eres'). En un principio solo hubo cabida para las series de televisión pero más tarde decidí ampliar el contenido a todo aquello que contase con un mínimo de guion/ficción, ¡incluso la propia vida, señorxs! Decía Susan Sontag en 'Contra la interpretación': "En las buenas películas existe siempre una espontaneidad que nos libera por entero de la ansiedad por interpretar". Carrie Bradshaw decía en 'Sexo en Nueva York': "I couldn't help but wonder...". Bienvenidxs. Contacto: oscarrusvicente@gmail.com



sábado, 29 de enero de 2011

La ternura de Frankie♥

Skins volvió ayer tras un largo letargo con su quinta temporada y sinceramente no me acordaba de su regreso a pesar de las tremendas ganas que tenía de testar la nueva generación, será que últimamente estoy a por uvas y difícilmente consigo concentrarme. Mi relación con Skins no es que haya sido ideal desde el principio, comencé a verla hace más de un año y realmente no encontré aquel producto tan maravilloso que muchos alababan, a los tres capítulos la dejé. Asumo que soy demasiado impaciente con las series y con cualquier cosa, pero casi siempre les doy una segunda e incluso una tercera oportunidad, y una de las series que conforma esa gran lista de series abandonadas y posteriormente enganchado a ellas es Skins, a la que un par de meses después le di el beneficio de la duda y me sorprendió, vaya que si me sorprendió (añadir a tópicos seriéfilos) Y después de este innecesaria introducción vayamos con la protagonista de día, Frankie.

¿Hace falta decir que soltaré spoilers del 5x01?


Uno de los personajes que más ha dado de hablar estas últimas semanas a causa del incesante goteo de detalles de la nueva generación de Skins ha sido el de Frankie debido a la presentación tan ambigua (tanto física como psíquica) del personaje dando lugar a especulaciones como por ejemplo su sexualidad, y éste ha sido el encargado de dar pistoletazo de salida a los nuevos marrones y dramones a las nuevas tramas y a un servidor no le ha decepcionado para nada. Los personajes son distintos, las tramas ligeramente distintas (de momento) pero la esencia sigue ahí intacta: esas situaciones absurdas dentro de una cruda realidad que hace tan característica a Skins me encantan, esa bso que hace adentrarte aún más en el infierno personal del personaje, Frankie en esta ocasión, la cual hija adoptada desde hace dos años de un matrimonio gay (¡me han encantado!) y fugitiva (casi literalmente creo yo) de un pasado tormentoso y cruel del que poco podrá hacer para desentenderse, busca una nueva oportunidad para ser una adolescente más que de nuevo irremediablemente no podrá conseguir. Ella es distinta, especial, con un cierto toque de misterio pero también de ternura. Podría enumerar numerosas escenas que me han parecido maravillosas del capítulo, pero me quedo con el final del mismo con Frankie desvistiéndose poco a poco, decidida a lanzarse a la piscina como si fuese un abismo del que no conoce su fín (paja mental). Otra de las escenas que más me ha gustado (bajo el tema  'Never Known  Love' del grupo 'Thieves Like Us') ha sido en la que Frankie después del espectáculo bochornoso dado en su casa con sus "nuevas" amigas recibe un mensaje de Grace diciéndole lo increible que es. Qué sería de nosotros sin poder transmitir nuestros verdaderos sentimientos a través de los sms...

Del resto de personajes poca cosa que contar, por lo que no les dedicaré muchas palabras, sólo decir que me han provocado la suficiente curiosidad para conocer sus vidas de mierda, excepto la de la bitch por excelencia Mini que ya me está cansando este (proto)tipo de personaje. Pues ya está todo dicho, a disfrutar de los próximos siete capítulos que sin lugar a dudas no dejarán indiferente a nadie.

PD: ¡Me declaro fan del grupo 'Thieves Like Us'!